Diario del Cesar
Defiende la región

Con limpieza y siembra de árboles tomaron varios puntos de Valledupar

131

Reconociendo el aporte que tiene la siembra de especies nativas para la conservación de los humedales, fueron sembrados 20 árboles de algarrobillo en el marco de la celebración del Día Mundial de los Humedales.

 Para esta fecha, que reunió a diversas organizaciones civiles y ambientales como Corpocesar, Emdupar, Ejército Nacional y la organización Greys Baena, también se realizaron jornadas de limpieza y recolección de residuos sólidos que afectaban los humedales Sicarare, María Camila y El Eneal en Valledupar.

 Durante la apertura de esta celebración, que tuvo lugar en el parque La Provincia, el secretario de Ambiente (e), Manuel Mejía Pallares, manifestó que los humedales son ecosistemas sensibles que diariamente se exponen a acciones del ser humano, por eso “el llamado hoy es para la sociedad civil para que ayuden a los humedales y que nos agarremos de la mano todos para que podamos adelantar acciones que propendan por mitigar los problemas a los que éstos se exponen”.

 Una de las formas en las que se mitigan estas afectaciones es la siembra de árboles pues no solo producen oxígeno y mitigan el dióxido de carbono, sino que también aportan a la retención de agua.

 Erney Galván, veedor ambiental presente durante la jornada, destacó, además, que “los humedales son sitio de contemplación porque ahí se forman ecosistemas que no necesitan que los estén estresando con el ruido, cuando las personas transitan por ahí. Cuando lleguemos a esos sitios, no arrojar basuras ni aguas servidas y tener cuidado en no maltratar los animales, no molestarlos”.

“Los humedales son ecosistemas que tenemos que proteger por la vida que producen, porque son ojos de agua y sus alrededores siempre estarán llenos de vida; razones que hay que inculcarle alas nuevas generaciones, especialmente, desde las instituciones educativas”, afirmó el secretario de Gobierno de Valledupar, Arturo Calderón Rivadeneira.

Al tiempo, Neftalí Méndez Cantillo, coordinador del Área Ambiental del gobierno local, aseguró que el Plan de Ordenamiento Territorial del municipio está enfocado en preservar y conservar los humedales Eneal y María Camila, para lo cual se hacen campañas de sensibilización con juntas de acción comunal para así ayudar a la adaptación del cambio climático. “Pero, además, hacemos estudios sobre cuáles humedales podrían ser parte de la ciudad como el lago Sicarare, el del Ecce Homo y el ubicado vía Club Campestre”, aseveró Méndez Cantillo.

 Según cifras de autoridades ambientales, se estima que en el departamento del Cesar más de 80.000 hectáreas son humedales, el más grande de Latinoamérica es la Ciénaga de Zapatosa, ubicada entre los municipios de Chimichagua, Curumaní, Chiriguaná, Tamalameque (Cesar) y El Banco (Magdalena); este fue declarado en abril de 2018 como sitio Ramsar, que le otorga importancia internacional.