Diario del Cesar
Defiende la región

En Pueblo Bello claman por garantías de no repetición

239

POR: NINOSKA REYES URDANETA

Los recientes asesinatos ocurridos en el corregimiento de Minas de Iracal, municipio de Pueblo Bello, ponen en alerta a la comunidad y exigen a las autoridades activar el plan de prevención, protección y garantías de no repetición en el municipio, donde se está viviendo una revictimización de este territorio.

Por ello, la Mesa de Participación Efectiva para las Víctimas del municipio de Pueblo Bello, rechaza, lamenta y se solidariza con la familia de Ariel David Sepúlveda Barrios, asesinado el día 12 de enero del 2022 en el mencionado corregimiento, delante de su familia por un grupo armado que incursionó en el municipio, afectando a esta familia y a toda la población civil, su tranquilidad y generando desplazamiento inmediato de familias completas, que entrarían a engrosar el Registro Único de Víctimas, RUV.

También fue localizado sin vida y en estado de descomposición, Rogelio Díaz Cáceres, campesino que estaba desaparecido desde el 12 de enero.

“Hacemos un llamado a la Presidencia de la República, al Ministerio de Defensa, Ministerio del Interior, Autoridades del orden Departamental y Municipal, Unidad de Victimas, para que se garantice la vida, la tranquilidad y el derecho a la paz que merecen los ciudadanos de este territorio”, manifestó la organización a través de un comunicado.

Solicitan que se active el sistema nacional de atención y reparación a las víctimas y la activación del plan de contingencia que prevenga y/o brinde una respuesta adecuada y oportuna, a la emergencia humanitaria, para identificar a las víctimas y atender de manera urgente a las familias de los corregimientos de La Honda, Minas de Iracal y Nuevo Colón.

“Así mismo levantamos un S.O.S a los organismos de cooperación internacional y de Derechos Humanos, para que sean mediadores de esta difícil situación y se tomen las medidas correspondientes para prevenir y sancionar todas las acciones que van en contra del derecho internacional Humanitario (DIH). Las víctimas del conflicto armado de Pueblo Bello exigimos el derecho a la vida y la paz con garantías de no repetición en nuestro territorio”.

Marelvis Ariza Romero, miembro de la Mesa de Participación de Víctimas del municipio de Pueblo Bello y delegada ante el Comité de Justicia Transicional, manifestó que la preocupación y la zozobra reina en el corregimiento de Minas de Iracal, zona que a pesar de estar reconocido como Sujeto de Reparación Colectiva sea nuevamente objetivo de los grupos armados, en plena ejecución de la Ley 1448 esté viviendo nuevamente los efectos de la violencia, cuando lo principal premisa de la referida ley es la no repetición.

Aseguró que van más de 20 familias desplazadas incluyendo al coordinador de la Mesa de Participación Efectiva para las Víctimas, Eduardo de Ávila, a quien el grupo armado llegó a su finca ubicada en Las Neblinas, corregimiento de Minas de Iracal.

De igual manera, varios líderes de la zona han sido amenazados, entre los que se encuentra José Luis Peralta, quien fue coordinador de la Mesa Departamental de Víctimas y delegado del Comité de Justicia Transicional. “Los líderes tenemos miedo por las constantes amenazas, nos quitaron los esquemas de seguridad y solo estamos bajo la protección de Dios”, dijo Ariza.

No es mentira que en la zona hay grupos armados, lamentablemente el Alcalde de Pueblo Bello, ni el Gobernador del Cesar, se han pronunciado por esta situación. “Nosotros convocamos a un Comité Técnico de Prevención, Protección y Garantías de no Repetición, el cual fue fijado para el próximo 25 de enero en el cual se valorarán las condiciones de seguridad en el municipio, teniendo en cuenta los recientes hechos violentos; seguimiento a la alerta temprana 018 de 2019 y la creación del CIPRAT local, según decreto 2124 de 2017”.