Diario del Cesar
Defiende la región

Entre temor y zozobra viven en Los Venados por la delincuencia

142

POR: NINOSKA REYES URDANETA

Alarmados y en zozobra, están viviendo los habitantes del corregimiento de Los Venados en el municipio de Valledupar, ante la ola delictiva que está azotando el territorio, mientras las autoridades policiales se encuentran a espaldas de esta situación, que se podría agravar con el pasar de los días afectando a los más de 3.000 habitantes del corregimiento.

El más reciente hecho, que además ha sido repudiado a la comunidad, es el intento de abuso sexual hacia una anciana de 85 años, quien fue atacada por un delincuente en la puerta de su residencia con intenciones de poseerla sexualmente.

Cuentan allegados a la víctima, que la longeva reside sola y como de costumbre se levantó a las 4 de la madrugada  a regar unas matas que tiene sembradas en el patio de la vivienda el que está encerrado con estacas de madera,  lo que facilitó que el abusador ingresara e intentara poseerla a la fuerza, los gritos de la anciana alertaron a algunos vecinos que a esa hora se disponen a cumplir con sus labores cotidianas,  quienes acudieron auxiliarla, lo que hizo que el delincuente se fuera sin lograr sus malas intenciones. De la descripción física del delincuente solo se detalló que se cubría el rostro con un pasamontaña.

En tal sentido, los habitantes de la zona lanzan un S.O.S a las autoridades y exigen mayor presencia policial, principalmente en horas de la noche y madrugada que es cuando se están registrando los hechos delictivos, dijo Karin Quintero Payares, inspector de Policía de Los Venados.

Agregó que durante las últimas semanas, se han presentado casos de abigeato, robos, hurtos y hasta un homicidio en una de las parcelas del corregimiento. “Pedimos a la Policía Nacional la asignación de un Teniente de policía en el pueblo para que ponga orden y aplique estrategias de seguridad acertadas en beneficio de la comunidad. En la sede policial hay 10 uniformados, pero el patrullaje es casi nulo, solo se mueven cuando se presenta la emergencia. También se necesita la intervención constante del Ejército Nacional”, afirmó Quintero.

Sobre lo ocurrido recientemente con una habitante del pueblo, dijo que no salen del asombro y se evidencia que en el corregimiento está reinando la intranquilidad, miedo y la zozobra porque las personas no están seguras ni dentro de sus propias viviendas.

El llamado urgente es para el alcalde de Valledupar, Mello Castro, a quien piden mano dura ya que Los Venados está a merced del vandalismo que vienen cometiendo abigeato de todo tipo de semovientes, homicidios, atracos a mano armada y venta de alucinógenos. También se registran casos de prostitución en menores de edad, funcionamiento de cantinas sin control, invasiones de las sábanas comunales y lo más grave es que a diario se registra la llegada de extranjeros y foráneos que no se saben sus antecedentes y que historial traen desde sus lugares de origen, manifestó una habitante del corregimiento.

La comunidad está agotando todas las vías de diálogo y conciliación con las autoridades, de lo contrario están dispuestos a levantar su voz de protesta con el fin de rescatar el pueblo de la delincuencia.

Los Venados es uno de los 26 corregimientos de Valledupar, ubicado al sur del municipio. Los componen las veredas Sabanita, Pacho López, Chimilaima y La Luna, donde actualmente distribuyen alrededor de 3.000 habitantes.