Diario del Cesar
Defiende la región

Renunció el técnico del Valledupar FC

89

Sin director técnico amaneció este jueves Valledupar Fútbol Club luego que el profesor Jhon Jairo Bodmer renunciara a su cargo para aceptar una oferta de la selección de Costa Rica, a pedido del técnico Luis Fernando Suárez, quien dirigirá el equipo centroamericano.

La noticia tomó por sorpresa a la directiva verdiblanca que ahora deberá buscar, junto a sus pares de Atlético Nacional, nuevo timonel para afrontar el segundo semestre del año.

Antes de partir a territorio ‘tico’, Bodmer en entrevista con AJÁ & QUÉ explicó las razones por las cuales aceptó el llamado de Suárez; además, realizó el balance de su paso por el cuadro verdiblanco del cual estuvo al frente desde principios de 2020.

LA OFERTA DE COSTA RICA

Señala Bodmer que su llegada al equipo costarricense se dio de forma sorpresiva ya que era mínimo el contacto que tenía con el entrenador Luis Fernando Suárez, a quien conoció personalmente en 2018 cuando tuvo un fugaz encuentro tras un amistoso entre Equidad y Tigres.  

“Hablamos y me dijo que quería hablar conmigo en algún momento y trabajar juntos alguna vez.  Me halagó que me lo hubiera dicho pero lo tomé como un formalismo; después de eso cruzamos comunicación algunas veces, pero nada más. Cuando íbamos a jugar contra Atlético, el sábado pasado, me llamó y me recordó el episodio, me dijo que llegó el momento, me cogió de sorpresa, ahí debo decir que las bendiciones de Dios llegan donde nadie lo espera.  Está dando un golpe sobre la mesa, porque está llevando un asistente técnico que no es el amigo de él, pero algo vio en mi trabajo, me dijo ‘he revisado lo que usted ha hecho y quiero que usted haga su aporte en mi cuerpo técnico’”, narró Bodmer quien ya empezó a trabajar y analizar a la selección de Costa Rica.

El primer encuentro oficial como integrante del cuerpo técnico tico será el 12 de julio durante la Copa de Oro.

‘NO VI UN PROYECTO MEJOR QUE VALLEDUPAR’

Al hacer un balance de su paso por Valledupar Fútbol Club, Bodmer resaltó el hecho de perseverar en consolidar una metodología y filosofía de juego que, para él, dio resultado, logrando ser protagonistas de los cuadrangulares finales.

“Me voy herido, con impotencia, porque quería irme de Valledupar con el ascenso o jugándome una final, íbamos en el camino, ya llevábamos un año y medio en el proceso, siendo protagonistas, en los cuadrangulares dos veces consecutivas siendo segundos.  No se dio, pero seguramente vienen cosas mejores para Valledupar, yo sembré y espero que el que llegue recoja lo que se ha sembrado con la institución.  Se ha conformado un plan de trabajo, una metodología, una idea, esperemos que la persona que llegue tenga el tacto para seguirla desarrollando”, señaló.

Destacó la alianza Valledupar-Nacional y señaló que tuvo otras opciones antes que la oferta del seleccionado ‘tico’ pero no vio “un proyecto mejor” que el elenco de la capital del Cesar.

“No es la primera oportunidad que me sale, Dios me ha bendecido y me ha abierto muchas puertas, pero nunca vi un proyecto mejor que Valledupar en alianza con Nacional, a pesar que eran proyectos de primera división, pero preferí estar acá, me he sentido muy a gusto con todo el entorno de la institución, como todo en la vida, con diferencias, pero estoy totalmente agradecido con todo lo que viví acá, con las herramientas que me brindaron y sigo estando seguro que Valledupar si sigue por esta línea está muy cerquita de conseguir este logro tan anhelado”, recalcó Bodmer.

Sobre su reemplazo, Bodmer admitió que el nombre de Hugo Arrieta, su asistente durante toda su estadía en Valledupar, le sonaba y que era un buen candidato.

“Se deja una idea de juego clara, metodología de trabajo clara, ojalá administrativamente puedan direccionar a esta persona.  Ojalá quien llegue, llegue con la mente abierta a seguir una línea de trabajo exitosa. Hugo Arrieta sería un buen candidato, sin duda”, puntualizó.

Bodmer finalizó enviando un mensaje a la afición y dijo que: “Ustedes no se imaginan el sobreesfuerzo de los directivos para cumplir con las exigencias dentro de la posibilidad del proyecto, siempre han hecho hasta lo imposible, han puesto todo desde la mesa, obviamente quieren ascender. En Valledupar está todo dado para competir al 100%”.