Diario del Cesar
Defiende la región

Investigan millonarias cuentas de medicamentos a pacientes con hemofilia

554

Un presunto hecho de corrupción en la salud del departamento del Cesar está en la lupa de las autoridades, sin embargo, el secretario Jorge Juan Orozco Sánchez, ‘le bajó el tono’ a lo que sería el escándalo al asegurar que “se trata de una simple auditoría como parte de la investigación”.

Una  aparente sobrefacturación de medicinas a pacientes con esta enfermedad estaría ‘masacrando’ los dineros del Departamento, pero ante esta situación el Jefe de esta cartera en el Cesar advirtió que “no podemos asegurar nada para dar respuesta sobre si existe o no un cartel de la hemofilia en el Cesar, estamos auditando unas cuentas que nos presentaron unos actores llámese EPS o IPS frente a unos pacientes. Por ser enfermos de alto costo que afectan las finanzas, estamos en la obligación de auditar lo que pagamos, estamos corroborando que las facturas que nos pasa el prestador sean coherentes con lo que regula el ministerio; verificamos que la cantidad de ampollas que requiere un tratamiento de esta naturaleza sea real y el precio sea el que se va a pagar”.

Sin embargo, Orozco Sánchez al llegar al cargo encontró auditorías que podrían corroborar la presencia de personas que estarían saqueando la salud en el Cesar.

“Hay una discusión porque existe un fallo judicial del que somos muy respetuoso, el gobernador nos exige que por ser dineros públicos debemos auditarlos de manera correcta y pagar lo que haya que pagar. Cuando llegué a la Secretaría de Salud encontré una auditoría que supuestamente el número de ampollas que recibe el paciente no es coherente con la información que entrega la empresa, eso es lo que estamos investigando”, dijo.

Una fuente aseguró que “en el departamento del Cesar están alterando la cantidad de drogas que les suministran, hay una manipulación de costos, cuya sobrefacturación sería de miles de millones de pesos”.

Un hecho similar se registró en el departamento de Córdoba en donde facturaban y entregaban medicinal a pacientes fantasmas, hecho que tiene en la cárcel a varios funcionarios de la salud en ese departamento.