Diario del Cesar
Defiende la región

´Lupa´ a la contaminación del Guatapurí: Contraloría 

197

POR NINOSKA REYES URDANETA 

Alrededor de diez barrios, ubicados en la margen derecha del río Guatapurí en el municipio de Valledupar, están afectados por el alto grado de contaminación que se registra en la zona por la quema indiscriminada, el humo que expiden los hornos artesanales de carbón, mataderos clandestinos y ahora la construcción de cambuches, encima de los gaviones, generando un peligro por la llegada de la temporada de lluvias.

Ante los organismos de control, ha sido expuesta esta situación por parte de los líderes vecinales de la Comuna Uno de Valledupar, quienes han pedido a las autoridades poner freno a esta situación, originada por más de 25 personas entre indígenas y migrantes venezolanos que se instalado en los alrededores del río.

Por tal razón, la Contraloría Municipal de Valledupar, realizó visita técnica de verificación al sector para evidenciar lo denunciado, inicialmente por el edil del barrio La Granja, sobre la presencia de Indígenas yukpa, en la margen derecha de rio Guatapuri, quienes se dedican a la quema de leña y basura en hornos para hacer carbón.

Así mismo, denunció la existencia de un matadero clandestino que genera contaminación al río y el vertimiento de aguas residuales a esta fuente hídrica, informó Mary Flor Therán Puello, contralora Municipal de Valledupar.

“Lo que buscamos con esta visita es verificar los hechos denunciados para establecer los mecanismos pertinentes a la problemática ambiental que se viene presentando en las Comunas 1, 2 y 3 de Valledupar, los cuales representan un detrimento patrimonial natural del municipio”, dijo Therán Puello.

El denunciante solicita ante el Ente de Control, la solución rápida a esta problemática ambiental que genera el humo producido por las quemas que realizan los indígenas en sus hornos para producción de carbón, el cual se extiende por gran parte de la ciudad. Así mismo, busca a través de este mecanismo la creación de directrices que den solución al problema de alcantarillado y al tratamiento de aguas residuales.

La visita técnica fue coordinada por la Oficina de Participación Ciudadana y contó con el acompañamiento de la Alcaldía Municipal, Policía y Ejército. Se elaborará un informe para establecer responsabilidades frente a esta situación, en la que se deben articular esfuerzos para evitar daños mayores al medio ambiente.

PELIGROSOS CAMBUCHES 

Armando Valera, preside de la Asocomuna 1 de Valledupar, denunció por su parte, que además de la quema de leña para la elaboración de carbón, durante los últimos meses varas familias migrantes del vecino país, han construido cambuches encima de los gaviones, que en el algún momento fueron construidos por las autoridades para detener la furia del río en las temporadas de lluvias, y así evitar inundaciones en los barrios aledaños.

 “Esta situación es de extrema preocupación para nosotros, ya que la naturaleza no avisa cuando se va a imponer, y de generarse fuertes lluvias o una creciente súbita del afluente, la tragedia sería grande entre las comunidades que residen en la margen derecha del río”, explicó.

 Valera destacó que el segundo aspecto que genera preocupación entre la comunidad, son las quemas diarias para elaborar el carbón vegetal, a base de las podas para obtener la materia prima. Esta situación se genera, porque en Valledupar no existe una escombrera y la margen derecha del río de ha convertido en el centro de recepción, hasta se observan muros de escombros que se han formado por la cantidad de basura que llevan al lugar. “De haber una creciente fuerte, no habrá manera de controlar y evacuar a las comunidades, sería una tragedia”, dijo.

Explicó que el humo que generan los hornos artesanales, para la fabricación del carbón, se extiende hacia los barrios de la zona céntrica de Valledupar como La Granja, El Carmen, Santo Domingo, Gaitán, entre otros.

Sobre esta situación, también se ha alertado a la Personería de Valledupar, además de solicitar la intervención de Corpocesar, las secretarías de Gobierno y de Salud, porque el lugar también podría catalogarse como un foco de infección en esta pandemia.

 “El clamor de las comunidades es uno solo, salvar el río, no dañar el medio ambiente y crear políticas acertadas, para mitigar los altos índices de contaminación que se están generando en la zona y afectando algunos barrios como: El Pescaito, 11 de Noviembre, Paraíso, La Esperanza, Altagracia, 9 de Marzo, entre otros”, afirmó Valera.