Diario del Cesar
Defiende la región

Con propuestas Camacol busca fortalecer desarrollo urbano en el nuevo POT 

79

En el marco del trámite de modificación del Plan de Ordenamiento Territorial, POT, que fue aprobado en el Concejo Distrital de Santa Marta el pasado lunes 21 de septiembre, la Cámara Regional de la Construcción del Magdalena, Camacol Magdalena, analizó múltiples asuntos de incidencia relevante en la actividad edificadora y en la construcción de ciudad contenidos en el documento, con el fin de acompañar en la discusión técnica del proyecto y aportar en el mejoramiento de sus contenidos en beneficio del desarrollo urbano formal de la Ciudad.

De esta manera, el gremio participó en mesas de trabajo con la Administración Distrital, mediante la presentación de las inquietudes, observaciones y propuestas que se identificaron como trascendentales para fortalecer la reactivación de la economía local, recuperación del empleo, disminución del déficit habitacional, incentivos para la inversión en la ciudad y el desarrollo urbano formal de nuestro territorio.

 “Desde Camacol Magdalena, tenemos la convicción de que el planteamiento de un modelo de ciudad que genere condiciones de desarrollo para todos los sectores económicos redunda en el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes, razón por la cual en dos ocasiones ante el Concejo Distrital presentamos no solo observaciones, sino también propuestas de cara al debate asociadas a la seguridad jurídica, habilitación del suelo, acceso a vivienda, reactivación de zonas turísticas y estímulo a la inversión”, precisó a través de un comunicado Javier Quintero, gerente de Camacol Magdalena.

De las propuestas planteadas derivadas del amplio estudio técnico y jurídico realizado por el gremio al documento POT, destacaron los varios puntos determinantes para el desarrollo de la Ciudad.

CARGAS URBANÍSTICAS 

Uno de los puntos fue el nuevo modelo de desarrollo territorial supone la asunción de una serie de cargas urbanísticas, las cuales serían un elemento clave en el fortalecimiento del equipamiento social, zonas verdes e infraestructura urbana de la ciudad que tanto se requieren.

En todo caso, el gremio aseguró que siempre indicó que las mencionadas cargas deben partir y corresponder a su vez con el otorgamiento de los beneficios urbanísticos correspondientes para la adecuada viabilidad financiera de los nuevos proyectos constructivos en la Ciudad.

 “De igual forma, se insistió de que estas cargas no debían ser impuestas como requisitos adicionales a la obtención de nuevas licencias de construcción, de acuerdo con las disposiciones establecidas en la ley nacional”, precisó el gerente de Cámacol Magdalena.

En referencia a la asunción de estas cargas urbanísticas el gremio propuso posponer en el periodo de 4 años su implementación, considerando la actual situación de pandemia y capacidad del mercado, para este fin se terminó por implementar una medida de pago del 50% de las cargas durante los próximos 4 años, y a su vez se eliminó el cobro de las cargas urbanísticas para el tratamiento de desarrollo, las cuales serán implementadas como cesiones dentro del área de urbanización.

PLANES PARCIALES 

En cuanto a los planes parciales ubicados en suelos clasificados como urbanos, el gremio manifestó que los requisitos de exigencia deben ser aquellos establecidos en la normatividad nacional, independientemente de si fueron o no predelimitados en la propuesta de Modificación del POT, por lo tanto, considerando esta referencia en el documento aprobado se incorporó un artículo que permite habilitar los suelos en tratamiento de desarrollo a través procesos de licenciamiento de urbanización, sin la necesidad de adopción de planes parciales.