Diario del Cesar
Defiende la región

Los ríos Manzanares y Gaira podrían originar inundaciones 

147

Con el inicio de la segunda temporada de lluvias el pasado 15 de septiembre y la cual se extenderá hasta mediados del mes de diciembre, las autoridades advierten los samarios sobre las nuevas afectaciones que esta podría generar, sobretodo, en las poblaciones ribereñas de los ríos Gaira y Manzanares, por lo cual precisan es indispensable que se mantengan en alerta.

Si bien la ciudad de Santa Marta se encuentra atravesando una fase de receso de las lluvias, en la Sierra Nevada y sus estribaciones las precipitaciones no han cesado, por lo que, esto ha tenido una incidencia directa en los ríos Gaira, Manzanares, en la zona rural Buritaca y Don Diego.

Según lo explicado por el Coronel Karlotz Omaña, director de la Defensa Civil Seccional Magdalena, si bien los ríos actualmente no representan un peligro en cuanto a desbordamiento o represamiento para la comunidad que se ubica en las rondas hídricas, de reactivarse las lluvias podrían presentarse afectaciones por los altos grados de contaminación que tienen los afluentes

 “Actualmente se presenta sedimentación, desechos y escombros en varios de los ríos y cuando se presenten las lluvias, esto puede generar un peligro para esas comunidades”, manifestó el director del organismo de socorro.

Se espera que estas lluvias se reinicien con fuerza para el mes de octubre, por lo que la Defensa Civil seccional Magdalena de manera preventiva y anticipada, se encuentra realizando alertas sobre las distintas comunidades que podrían afectar estos cuerpos de agua, explicando sobre lo que se debe hacer y lo que no se debe hacer antes de que se reactiven las precipitaciones en esta zona del país.

 “Sabemos que octubre es el más en donde más llueve y lo que estamos haciendo es aprovechar este receso que ha habido de las lluvias para continuar con ese trabajo de prevención y concientización de la comunidad, para que una vez inicien de nuevo las lluvias, la comunidad no continúe arrojando escombros, desechos, basuras, ni residuos a los diferentes ríos y quebradas y se puedan evitar los represamientos”, explicó el coronel Omaña.

RECOMENDACIONES  

Entre las recomendaciones más importantes se encuentran las siguientes: asegure techos y ventanas, pues debido al incremento de las lluvias y velocidad de los vientos, podrían representar riesgo; limpie bajantes y canales de techos, para evitar bloqueos y rebosamientos; no arroje basuras a la calle durante las lluvias, éstas por efecto de la escorrentía superficial, pueden ocasionar taponamiento de alcantarillados y box coulvert. Utilice los contenedores y retire elementos pesados o estructuras metálicas, de balcones, ventanas o terrazas, que por efecto de los vientos puedan caer y representar riesgos para transeúntes.

Asimismo, si reside en cerros o zonas altas, no bloquee las vías naturales de escorrentía superficial o corte la cobertura vegetal, podría verse expuesto a riesgo de inundación, arrastre de sedimento y deslizamiento. Si durante las lluvias la corriente que desciende del macizo es muy fuerte, evacúe.

No arroje desechos o sustancias contaminantes a ríos y quebradas, pues debido al incremento de los caudales durante las lluvias, estos también generan efectos negativos sobre el mar, al pasar la desembocadura; en caso de tormenta eléctrica evite estar cerca de terrazas, zonas al aire libre, árboles o carpas. Apague y desconecte los equipos electrónicos; si su vivienda está ubicada sobre la ronda hídrica, esté atento a los mensajes de alerta por creciente súbita emitidos a través de la radio y las redes sociales oficiales de la Ogricc.

No arroje residuos orgánicos, vegetales, inservibles, escombros o desechos de construcción sobre las riberas. El cúmulo de desechos incrementa el riesgo de desbordamientos; si alrededor de su vivienda hay árboles de gran tamaño, verifique su estado y si estos presentan inclinación que figure como riesgo para usted.

Y finalmente, no estacione vehículos bajo los árboles. Ramas de gran tamaño y peso podrían caer por efecto de los posibles fuertes vientos; si su vivienda está sobre la ronda hídrica, monitoree el nivel del río de manera permanente. Si se presenta desbordamiento e ingresa agua a su vivienda, evacúe de manera inmediata e infórmese a través de la radio y medios de comunicación con credibilidad, no entre en pánico, tenga cuidado con las noticias falsas y verifique la información que circula en redes sociales antes de compartirla.