Diario del Cesar
Defiende la región

En pandemia se han registrado 175 casos de violencia de pareja 

111

Cuando el presidente Iván Duque decretó la cuarentena como una medida para proteger la salud y la vida de los colombianos, no tuvo en cuenta que tan solo unas semanas de iniciado el confinamiento obligatorio, para muchos significó una realidad aterradora: estar 24 horas conviviendo con su agresor.

En el departamento del Magdalena, las cifras demuestran que la situación es desalentadora. Desde que se inició el aislamiento obligatorio fueron 175 los casos de violencia de pareja que han sido denunciados en esta zona del país, así lo evidenció el más reciente informe del Instituto de Medicina Legal.

Según el informe entre el 25 de marzo y el 25 de agosto se atendieron de manera efectiva 15 denuncias de violencia de pareja contra el hombre en el departamento del Magdalena; mientras que, en el mismo periodo de tiempo, 160 mujeres denunciaron ser víctimas de este tipo de abuso.

Como evidencia el informe, las mujeres siguen siendo las mayores víctimas de este tipo de violencia de pareja, puesto que, durante la cuarentena el 91 por ciento de las denuncias realizadas en el departamento del Magdalena fueron hechas por féminas afectadas.

Cabe resaltar que, la violencia infligida por la pareja es una de las formas más comunes de violencia contra la mujer e incluye maltrato físico, sexual o emocional y comportamientos controladores por un compañero íntimo.

Para el 2019, según Forensis, en el departamento del Magdalena 952 mujeres padecieron de violencia intrafamiliar a manos de sus parejas o exparejas sentimentales, siendo este el tipo de violencia mayor denunciada por las mujeres.

De acuerdo con Medicina Legal, el epicentro de estas denuncias son la ciudad de Santa Marta y el municipio de Ciénaga, en donde para el año inmediatamente anterior sumaron entre ambos entes territoriales un total de 725 mujeres víctimas de violencia de pareja.

En el Magdalena con mayor frecuencia las víctimas de este tipo de violencias son las personas jóvenes entre 29 y 34 años de edad; seguidas muy de cerca de quienes tienen entre 20 y 24 años de edad.

Los datos indican que la mayoría de las mujeres maltratadas no son víctimas pasivas, sino que a menudo adoptan estrategias para potenciar al máximo su seguridad y la de sus hijos.

Añaden indicios de varias razones por las cuales las mujeres pueden permanecer en relaciones violentas, por ejemplo: temor a represalias; falta de otros medios de apoyo económico; preocupación por sus hijos; falta de apoyo de familiares y amigos; estigmatización o posible pérdida de la custodia de los hijos asociadas con el divorcio; y amor y esperanza de que su pareja cambie.

A pesar de estas barreras, con el tiempo muchas mujeres maltratadas sí abandonan a sus parejas, a menudo después de múltiples intentos y de años de violencia. En el Estudio multipaís de la OMS, entre 19% y 51% de las mujeres alguna vez maltratadas físicamente por su pareja se habían ido del hogar durante al menos una noche y entre 8% y 21% se habían ido de dos a cinco veces.

ATENCIÓN 

Para las autoridades es claro que el confinamiento avivó la tensión y el estrés en las personas, pero sobre todo reforzó el aislamiento de las mujeres que tienen compañeros violentos, separándolas de las personas y los recursos que pueden ayudarlas.

La Policía del Magdalena ha dispuesto de la ‘Patrulla En Casa’ que busca conocer los casos que afectan a los hogares, pero también identificar a los posibles agresores y a las protagonistas de estos hechos para darles acompañamiento.

También tiene habilitada la línea 123 para denunciar cualquier caso de violencia de pareja o abuso sexual en menores de edad y mujeres cabeza de hogar.

Asimismo, la Vicepresidencia de la República y la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer han fortalecido la atención a las mujeres víctimas de violencia intrafamiliar a través de la Línea 155, con el fin de que denuncien cualquier tipo de maltrato, ya sea físico, psicológico, económico o sexual, durante el Aislamiento Preventivo Obligatorio, en todo el país.

Esta línea gratuita brinda orientación psicosocial y jurídica a las víctimas para su protección y está disponible las 24 horas del día, para que las mujeres en todo el territorio colombiano se sientan respaldadas y tengan a dónde acudir en caso de agresiones.