Diario del Cesar
Defiende la región

Javier Méndez y Mario Espitia : En la era digital del vallenato 

56

Para nadie es un secreto que la nueva era digital en el vallenato llegó para quedarse y muchos compositores e intérprete de historias, cartas y declaraciones cantadas nunca se quedan atrás. Cantautores de todas las partes del mundo han aprovechado los escenarios virtuales no solo para recaudar dinero, sino para continuar mostrándoles a los espectadores y seguidores el talento, la creatividad y experiencia que hay en el folclor.

Es el caso de Javier Méndez Lozano, quien en compañía del acordeonero samario Mario Espitia, han deleitado a sus seguidores a través de conciertos virtuales, donde interpretan varios de sus éxitos y muestran su talento.

Javier Méndez es un cantautor vallenato con más de 20 años de vida artística y quien ha producido 5 trabajos discográficos y varios intérpretes de este género le han grabado más de 15 obras de su autoría. Además es productor y arreglista.

El pasado fin de semana esta unión vallenata, realizó un concierto para celebrar el amor y la amistad y fue un total éxito.

 Según el compositor y cantante, este tipo de eventos son un aliciente en medio de toda la situación que está pasando el mundo y aunque hay una nueva normalidad, es difícil afrontar estos tiempos sin buena música y más si es vallenato.

 “El encierro va a dejar secuelas. No todo el mundo puede resistir este nuevo estilo de vida, la cantidad de emociones y pensamientos pesimistas sin el debido discernimiento  generan miedo y la música en este caso debe ser nuestra mejor aliada”, aseguró Méndez Lozano.

Durante toda su vida, Javier Méndez estuvo entre Santa Marta, La Guajira y Valledupar, nació en la capital del Magdalena, pero desde niño estuvo recorriendo estas tres ciudades y fue donde la musa inspiradora lo conquistó para componer diferentes canciones y posteriormente interpretarlas con sentimiento, ese que le imprime en cada composición.

La guitarra y el acordeón jamás lo han dejado, las ejecuta medianamente, porque sus aliadas al momento de cantarle al despecho, al amor, la amistad, el respeto y cada una de las historias que nacen de sus experiencias vividas y muchas otras de lo que le ocurren a las personas cercanas.

JUVENTUD Y TALENTO 

Mario Espitia Espitia, acordeonero de 36 años, comenzó su carrera artística a los 10 años de edad. A través de los años ha pertenecido a varios grupos vallenatos locales y se ha dedicado a dar clases de acordeón.

Desde el 2015 trabaja con las EFAC, Estrategia de Formación Artística y Cultura, proyecto que va dela mano de la Alcaldía y la Secretaría de Cultura.

Trabajó varios años en las Universidad Sergio Arboleda, como instructor de vallenato.

Oriundo de Santa Marta con raíces cordobesas, de ahí sus venas artísticas, toda vez que tiene familiares músicos. Su padre Rafael Espitia (q.e.p.d) ejecutaba el acordeón y era conocido en la cultura folclórica de la ciudad.

Además estuvo en el grupo de planta del Festival Mar de Acordeones como encargado y director por varios años.

Actualmente es el acordeonero, que decora con notas armónica el grupo conformado por Javier Méndez.

La juventud de Mario, le aporta no solo buenas notas a la agrupación, sino su talento y experiencia hacen que este grupo sea uno de los más destacados en la ciudad de Santa Marta, por la proyección que tienen al momento de interpretar canciones vallenatas, en todos los aires que tiene este género musical.

Javier y Mario esperan tener muchos más encuentros virtuales con sus seguidores, para complacerlos con sus éxitos, una serenata o alejarlos de la nueva realidad que rodea no solo a Santa Marta sino al mundo, en donde la música se vuelve en aliciente de la comodidad de los hogares.