Diario del Cesar
Defiende la región

Propuestas para la reactivación económica  

258

Hoy a partir de las 2:00 de la tarde, a través de las plataformas digitales, gremios del comercio, empresarios y la academia, realizarán una mesa de trabajo para analizar mecanismos que permitan la reactivación de la economía en el municipio, la cual ha sido bastante golpeada por la pandemia. El objetivo es elaborar una propuesta y entregarla a la Administración Municipal para su consideración.

Al respecto, Octavio Pico Malaver, director Ejecutivo de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco-Cesar, informó que será una mesa abierta, plural e incluyente, donde participarán la Universidad Popular del Cesar, Universidad Nacional de Colombia, el SENA, Cámara de Comercio y la Cámara de Compensación Familiar.

Además de los gremios que asocian a los actores económicos de la ciudad como Fedearroz, Fedecafé, Fedecacao, Fedepalma, entre otros.

La idea es proponer alternativas que permitan reactivar la economía en Valledupar, la cual está muy deprimida y estancada después de seis meses de pandemia. Se elaborará un documento en donde se presente, más que una radiografía de la situación que ya todos tienen conocimiento, un documento con la fórmula que los actores del proceso consideran necesaria para recuperar económicamente este territorio.

Se fijará la responsabilidad que le corresponde a la Administración Municipal,  a los empleadores y a los trabajadores organizados como actores muy importantes en esta coyuntura.

Pico Malaver resaltó que los indicadores dan miedo, y la reciente cifra del DANE sobre el desempleo del más de 24% en Valledupar, podría duplicarse en el próximo trimestre del año. En la ciudad se cuenta con más de 200.000 personas que hacen parte de la población económicamente activa, de las cuales el 25% está desempleada, es decir, 50.000 empleados quedaron cesantes. A esto se le suma una informalidad que ronda el 70% y que oscurece aún más el panorama de la economía en Valledupar.

 “Esto es un problema de todos, somos un colectivo que debemos proponer en conjunto. El documento no será una imposición hacia el Gobierno Municipal, pero si la opinión de las personas a las que más afecta esta  grave situación”, dijo.

Por su parte, José Luis Urón, presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Valledupar, manifestó que hoy se está frente a una profunda crisis por el alto índice de desempleo en todo el Cesar, además de una informalidad que galopa en todo el territorio; pero más grave aún es la lentitud con que se ha venido reabriendo el sector comercial, por el aumento de contagios por Covid-19.

Los confinamientos, toque de queda y ley seca, como medidas impuestas por la Alcaldía de Valledupar, para preservar la vida de la población, han tenido un impacto negativo en el proceso de reactivación.

“Nosotros debemos señalar a la Administración Municipal de que ya es hora agilizar el proceso de reapertura económica, pero igual hemos señalado a los microempresarios y empresarios que se requiere hacerlo con responsabilidad acatando los protocolos de bioseguridad, que es la única herramienta para evitar mayores contagios en los distintos sectores productivos del municipio y el Cesar”, afirmó Urón.

En un trabajo de campo, realizado por el Observatorio Económico de la Cámara de Comercio de Valledupar, se ha detectado que en muchos sectores no hay cumplimiento de las medidas de bioseguridad recomendadas por las autoridades de salud, se reportan aglomeraciones y no hay protocolos rígidos, que permitan garantizar seguridad a los clientes y a los mismos trabajadores.

S.O.S AL SECTOR FINANCIERO 

Por otra parte, Urón resaltó que otro los aspectos que se deben analizar son los referentes a los auxilios económicos para los pequeños y grandes empresarios. “Creo que hay que lanzar un S.O.S al sector financiero, ellos sacan el pecho diciendo que han restructurado en el país más de 8.5 billones de pesos en 600.000 créditos, pero aquí no se necesita restructurar el crédito, sino inyectar recursos al aparato productivo de las diferentes actividades comerciales para que puedan mantener el negocio”, explicó.

Aquí los puestos de trabajo se van perdiendo cada día más, a lo que se le suma el tema de los migrantes venezolanos, quienes permanecen en la ciudad abultando la economía informal, para lo cual se requiere mano dura por parte de la Administración Municipal.

En todo caso, la reapertura económica en Valledupar debe hacerse con responsabilidad, ya que sería muy lamentable enfrentar una segunda ola de contagios, producto del incumplimiento del autocuidado y los protocolos de bioseguridad.