Diario del Cesar
Defiende la región

´Siguen problemas con administración de bienes incautados´: Contraloría    

30

El actual modelo de administración de bienes incautados a la mafia y a otras actividades ilegales no está funcionando con la eficiencia y la transparencia que se buscaba, afirmó la Contraloría General de la República, que hizo un balance de la actividad que se viene haciendo en ese sentido.

Según la Contraloría, con la creación de la Sociedad de Activos Especiales -SAE no se han logrado superar los riesgos de corrupción y los problemas en la administración de los bienes en proceso de extinción de dominio que obligaron a liquidar la Dirección Nacional de Estupefacientes – DNE.

De acuerdo con el estudio hecho por la Contraloría, la SAE heredó los mismos problemas que la DNE. La transformación se limitó a la creación de una nueva entidad, sin tener en cuenta la procedencia, estado real y otras características de los bienes incautados. El desorden administrativo y la dispersión de información también se mantuvieron.

Entre los factores advertidos por la Contraloría que afectan la administración de bienes, están:

– Duración prolongada de los procesos judiciales de extinción de dominio.

– Inoperancia de la figura de depositarios.

– Inconvenientes para el desalojo de predios.

– Dificultades para la enajenación de activos debido a restricciones del mercado.

– Desconocimiento de la localización y estado de muchos bienes.

– Falta de coordinación con las entidades de registro para obtener la información de los bienes.

Estas fallas se han traducido en que el manejo de los bienes no ha tenido un impacto significativo en el objeto que deberían cumplir estos bienes, que es la inversión social, la reparación de víctimas y el desarrollo rural.

Entre 2015 y 2018, las transferencias por concepto del manejo de estos bienes apenas fueron del 37% frente al presupuesto proyectado.

La Contraloría Delegada para el Sector Gestión Pública hizo estudio, un comparativo con Bolivia, Honduras, México y Perú, que tienen problemáticas de narcotráfico y corrupción similares, y encontró que en Colombia el volumen de los bienes incautados es muy superior y que el país es el único que no cuenta con recursos del Presupuesto General de la Nación para administrar la entidad.