Diario del Cesar
Defiende la región

Pagará 38 años de cárcel por intentar matar a electricista 

109

A 38 años, dos meses y 12 de días de prisión fue condenado Abel Eduardo Quintero Gelvis, quien el 7 de septiembre de 2016 hirió a bala a un electricista en medio de intento de hurto en hechos ocurridos en el barrio Cinco de Noviembre de Valledupar.

Así lo decidió ayer el Juzgado Quinto Penal del Circuito con funciones de conocimiento quien emitió la sentencia contra Quintero Gelvis por los delitos de tentativa de homicidio agravado, hurto calificado y fabricación, tráfico porte o tenencia de arma de fuego, accesorios, partes o munición agravada.

Según leyó en audiencia virtual, el juez Andrés Alberto Palencia Fajardo, los hechos ocurrieron la mañana del siete de septiembre de 2016 cuando la víctima, el electricista Héctor Hernández González, transitaba por la calle 24 con carrera 7 del barrio Cinco de Noviembre y fue abordado por el hoy condenado, quien se desplazaba en motocicleta y, con un arma de fuego en la mano, le exigía que le entregara todas sus pertenencias.

Ante la negativa de la víctima, el sujeto optó por disparar el arma que portaba, cuyo proyectil terminó impactando al señor Hernández González en su pecho. No obstante, a pesar de la herida recibida, Hernández González logró despojar a su agresor de su arma y logró propinarle varios disparos que le impactaron en la ingle, pierna y uno de sus pies.

Dejando herida a su víctima, Abel Quintero se dio a la huida en la motocicleta, pero metros más adelante tuvo que tirarse al suelo por la gravedad de sus heridas.

Al ser alertados del suceso, miembros de la Policía Nacional se trasladaron al lugar y en plena vía pública encontraron tirado en el suelo a un sujeto identificado como Abel Quintero y quien les manifestó que había sido víctima de un intento de hurto en el cual intentaron sustraerle la motocicleta.

Por la gravedad de las heridas Abel Eduardo Quintero Gelvis fue trasladado a la Clínica Santa Isabel, centro asistencial hasta donde también llevaron a Héctor Hernández González, quien al observar en la sala de urgencia al señor Quintero Gelvis lo señaló como la persona que lo había agredido con arma de fuego.

Ante tal afirmación y por información sustraída de la comunidad, que daba cuenta que el real agresor era Quintero Gelvis, los miembros de la fuerza pública procedieron a capturar al hombre de 26 años.