Diario del Cesar
Defiende la región

´Mi corazón me insiste en que mi hijo está vivo´ 

40

La madre de Albertico Cardona, quien desapareció en zona de Minca en septiembre de 2018, asegura que las autoridades abandonaron el caso y pide a la Fiscalía que retomen la investigación. 

Han pasado dos años desde aquel 20 de septiembre del 2018 cuando el pequeño Alberto Cardona Sanguino, ‘Albertico’ que iba con su padre por la zona entre la vereda Tigrera y Minca, en la Sierra Nevada de Santa Marta, y de manera inesperada y misteriosa se perdió el rastro de ambos; su padre fue hallado 4 días después sin vida y con impactos de bala en su cabeza.

Dos días después, el cuerpo del papá también de nombre Alberto Cardona, apareció en un roca en el río y presentaba un impacto de arma de fuego; del niño que el 30 mayo cumplió 7 años de edad no se volvió a saber nada.

Albertico, como cariñosamente le llamaban sus familiares, le gustaba mucho jugar con sus hermanos y también estar en el campo, fue por eso que aquella mañana, decidió acompañar a su padre Alberto Jiménez a realizar las labores diarias y al colegio en el que estudiaban sus hermanos para buscar las notas académicas, esa fue la última vez que fueron visto con vida; regresamos en la noche, dijeron, pero nunca volvieron. “A mí no me han dicho nada, absolutamente nada, no me volvieron a llamar, se olvidaron de mí también. Yo a veces me pregunto qué pasó con él, por qué pasó esto y no me explico porque pasó todo esto”, dice la madre del menor, quien residente en el sector de Los Alpes, un barrio humilde de Santa Marta, donde permanece con sus otros dos hijos a la espera de un milagro que la regrese con su pequeño.

Dos días después, el cuerpo del papá también de nombre Alberto Cardona, apareció en un roca en el río y presentaba un impacto de arma de fuego; nunca se supo quién le arrebató la vida, ni tampoco quien se llevó al niño Albertico que el 30 mayo cumplió 7 años de edad y no se volvió a saber nada, pese a una búsqueda intensa en ríos y zonas de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Las autoridades aseguran que dos años después no hay novedad sobre este caso y que es la Fiscalía quien asumió la  investigación; la fiscal Diana Quiñonez, quien se desempeñaba como directora Seccional de Fiscalía para el Magdalena dijo en su momento que, “desafortunadamente no hemos tenido éxito en la investigación, esa investigación no ha terminado. No sabemos si por haber ocurrido el hecho cerca de un río, si el niño cayó al río o una persona se lo llevó; todo es materia de investigación”, precisó la fiscal.

Aunque no se tiene pistas del paradero del pequeño, que en el momento de la desaparición tenía 6 años de edad, su madre insiste en que sigue vivo, “Mi corazón me dice que mi hijo está vivo, no me explico porque pasó todo esto”.

De Albertico solo quedó una foto y los recuerdos de su mamá, quien suplica conocer noticias de él luego de que, según ella, las autoridades abandonaran la investigación del caso que a la fecha sigue conmocionando al departamento del Magdalena.  Los detalles sobre el crimen del padre del menor han resultado nulos, a pesar de que las primeras hipótesis apuntaban a un presunto ajuste de cuentas, información que no ha sido confirmada por las autoridades judiciales.