Diario del Cesar
Defiende la región

Crimen de abogado fue una venganza 

292

Una comisión de investigadores de la Sijín y Sipol adscritos a Policía Metropolitana que trabaja paralelamente con la Fiscalía General de la Nación, para investigar el crimen del abogado Alfredo Rubén Monroy Cayón, conocido cariñosamente como ‘El Monro’, quien según las autoridades policiales pudo ser asesinado por posibles líos personales. Sin embargo, se indaga con los familiares sobre si este había recibido amenazas en las últimas semanas o un tipo de rencilla con alguna persona en particular.

 “Lo que podemos decir es que la víctima no tenía antecedentes, era muy conocido en la ciudad y considerado como una persona de bien. Estamos hablando con sus allegados para conocer más de él y los posibles móviles del crimen”, comentó un oficial a cargo del caso, quien indicó que hasta el momento las autoridades atribuyen el homicidio a una venganza personal.

Por su parte, la comandancia de la Policía Metropolitana de Santa Marta, informó en su momento que tras un operativo especial se logró ubicar a los responsables del homicidio, en procedimiento adelantado en la jurisdicción y con las características suministradas por la compañera sentimental de la víctima. Los presuntos responsables que se encuentran detenidos de manera preventiva, fueron dejados a disposición de las autoridades que determinarán su responsabilidad. “No encontramos el arma, parece que esta persona se deshizo de esta. Estamos verificando si se trató de algún tema personal”, comentó el coronel Óscar Solarte, jefe de la Mesan.

Monroy Cayón, de 40 años de edad, se lanzó a Edil para la localidad 2 en las elecciones JAL del 2019, donde obtuvo 248 votos, logrando el quinto lugar en su lista, lo que no le permitió ocupar una curul en la corporación pública.

El atentado sicarial se produjo alrededor de las 9:25 de la noche del jueves, a la altura de la calle 47ª con carrera 26 del sector de Altos de Santa Cruz. La víctima fue atacada a tiros por dos sujetos cuando recién había descendido de un vehículo particular marca Chevrolet, color gris, de placa BTK-044, de Bogotá, uno de estos sacó el arma y le disparó hasta ocasionarle la muerte.

El cuerpo sin vida de Monroy Cayón quedó tendido sobre el asfalto, a pocos metros del vehículo en medio de un charco de sangre que emanaba de las heridas, allí fue recogido por unidades del Laboratorio Móvil de Criminalística de la Sijín, quienes se encargaron encargados de realizar los actos urgentes para luego trasladarlo hasta la morgue de Medicina Legal.

Finalmente, los familiares de Monroy Cayón pidieron a las autoridades judiciales adelantar las correspondientes investigaciones que permitan esclarecer lo sucedido para que el crimen no quede en la impunidad.