Diario del Cesar
Defiende la región

Cada año decomisan 20 mil cajetillas de cigarrillo ilegal

374

La incidencia y efectos del contrabando en el departamento del Cesar volvió a encender las alarmas, como se conoció en el Comité Interinstitucional de la Lucha contra el contrabando de licores, cervezas y cigarrillos, en el que las autoridades civiles y militares anunciaron una guerra frontal contra este flagelo.

Y es que en tiempos en los que se tiene controlado el transporte y venta de gasolina de contrabando que en el departamento tenía extremada ascendencia en el municipio de La Paz, en Cuatro Vientos, zona Rural de El Paso y en Río Seco, cerca de Valledupar, hoy la situación parece más controlada producto del cierre de la frontera con Venezuela.

Sin embargo, como reza el dicho, hecha la ley, hecha la trampa, y si bien ya no se ven las denominadas caravanas de la muerte transportando el combustible ilegal, sí se ha disparado el contrabando de cigarrillo, a tal punto que el Cesar, con el 80 por ciento, es el segundo departamento del país con esta incidencia solo por debajo de La Guajira con el 86 por ciento.

“El cigarrillo y el alcohol nos ha hecho una importante mella en materia de contrabando, toda vez que hemos visto una disminución en nuestros ingresos, al punto que el año pasado tuvimos aprehensiones alrededor de 69 millones de pesos brutos”, detalla el jefe de la Oficina de Rentas del Departamento, Yobeth Duarte Hijonosa.

Cifras oficiales revelan que uno de cada cuatro cigarrillos que se venden en el país es de contrabando, que el comercio ilegal de este producto aumentó del 7 al 25 por ciento en el territorio nacional, y claro, el Cesar no escapa a estas cifras.

“El departamento dejó de percibir 48 millones de pesos en cuanto a impuesto por cigarrillo.  La sumatoria de esos impuestos en materia de cigarrillo, combustible, y cerveza está alrededor de 100 millones de pesos”, agrega Duarte Hinojosa.

Solo en la vigencia anterior, las autoridades del departamento incautaron 2199 cajetillas de cigarrillos provenientes de varios países, lo que obliga a las autoridades a evidenciar mayores controles para evitar el ingreso del producto.

 “Todo el cigarrillo que está entrando al departamento viene de Panamá, que a su vez proviene sobre todo de China, y el alto número que entra por Venezuela y Aruba que es un cigarrillo que se distribuye y se produce en Paraguay que es el famoso Rumba, ese es el mayor índice de contrabando que tenemos en el país”, explica el funcionario.

 

PÉRDIDAS INCALCULABLES

La secretaria de Hacienda del Cesar, Bonni Carolina Rodríguez Hamburger, detalló que las pérdidas son incalculables por ello la necesidad de fortalecer el trabajo entre las autoridades del departamento.

“Realmente el comité anticontrabando es un comité interinstitucional que se acaba de crear con el fin de poder aunar esfuerzos contra este gran flagelo que afecta las finanzas del departamento, para así poder idearnos estrategias que nos permitan enfrentar esta situación.  Las pérdidas indudablemente son incalculables, todo el tema que pasa de contrabando,  para tener una cifra cercana, el contrabando de gasolina, que se sabe ha disminuido muchísimo el cierre de la frontera, ha triplicado los recursos que recibíamos por la gasolina, si llevamos esta cifra al licor, cerveza o cigarrillo, triplicar esta cifra serían casi 100 millones de pesos que estaríamos dejando de recibir”, expresó.

Para este año se anuncia redoblar esfuerzos para llegar a los comercializadores de los productos ilícitos, agregó Rodríguez Hamburger.

“Cierres de establecimiento, operativos, trabajo mancomunado con la Policía Nacional y Policía Fiscal y Aduanera nos han llevado a obtener mejores resultados, hemos aumentado en aprehensiones, un año tras otro, han aumentado el 35% en licores, cervezas, cigarrillos, han tenido importantes incremento”, finalizó.

$450000 MILLONES MENOS

Esa cifra dejó de recibir el país el año pasado por concepto de cigarrillos de contrabando.  Un estudio, realizado por la Mesa de Alto Nivel de la Lucha contra el Contrabando, liderada por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, la Dian y la Policía Fiscal y Aduanera, evidenció que  las zonas rurales del país con un 49%, y en los estratos 1 y 2 (32%), en donde los canales de distribución más utilizados para la comprar cigarrillos de contrabando viene siendo las tiendas de barrio con un 78%.

El estudio, denominado ‘Incidencia de los cigarrillos ilegales en Colombia’ realizado por la firma Invamer para la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI, mostró que “el 90% de los encuestados indicó que el precio es la razón principal que los motiva a adquirir marcas ilícitas. Los resultados históricos del estudio evidencian una relación directa entre el aumento de los impuestos y el contrabando de este producto.  Desde el año 2017, fecha en que empezó a regir la Reforma Tributaria que incrementó el impuesto específico de 1.400 pesos a 2.100 pesos por cajetilla de 20 cigarrillos, este comercio ilícito pasó de 13 % a 25 %”.

DEPARTAMENTOS

Los departamentos en donde más se está presentando este delito son La Guajira (86 %), Cesar (80 %), Magdalena (74%), Sucre (67%), Córdoba (62%), Bolívar (58 %), Norte de Santander (55%), y Atlántico (32%). Sin embargo, en Bogotá, Valle del Cauca y en Antioquia también se viene presentando un aumento de entre 5 % y 10 %.