Diario del Cesar
Defiende la región

Dos jóvenes resultaron heridos en presunta balacera del Ejército

238

Un abogado hizo una denuncia pública sobre un presunto ataque a bala por parte de miembros del Ejército Nacional en Becerril, que supuestamente dejó heridos a tres jóvenes de entre 18 y 20 años, dos de ellos de gravedad.

El profesional en derecho, Rober Fabián Rosado, dijo que el hecho que habría ocurrido el pasado jueves 14 de febrero, dejó en delicado estado de salud a Juan Felipe Dávila Márquez, quien está internado en la Clínica Cardiovascular de Valledupar con una lesión en la pierna; y a José Adalberto Muñoz Monroy, recluido en la UCI de la Clínica Laura Daniela de esta capital por las heridas que recibió.

“El estado de salud de los pacientes es crítico, especialmente del paciente José Adalberto Muñoz Monroy, un muchacho de 18 años al que el médico cardiovascular de la Clínica Laura Daniela le diagnosticó que hay que amputarle la pierna porque hay un problema que le puede generar una gangrena. Y por eso está en la UCI, en grave estado”, dijo el profesional del derecho.

 

LOS HECHOS

Rosado Castañeda informó que en la fecha antes descrita y según los testimonios que recibió por familiares de las víctimas y los testigos del supuesto hecho, en la fecha descrita se generó un altercado entre habitantes del municipio y la fuerza pública originada por la inmovilización de la motocicleta a la que pretendían someter a un joven.

“Hubo un muchacho al que la Policía Nacional intentó inmovilizarle la motocicleta en medio de un control pero él no lo permitió y por eso los uniformados utilizaron la fuerza. Pero para ese momento, la población ya estaba descontenta porque días antes, al parecer esa autoridad también intentó inmovilizar a un ciclista que supuestamente salió herido. La comunidad venía cansada de la situación y por eso un grupo de manifestantes cogió piedras y empezaron a lanzárselas a la Policía. Me contó un testigo que estos no usaron armas de fuego para tomar el  control sino otra que no causa lesiones fuertes, pero que luego el Ejército Nacional llegó a recorrer las calles del municipio usando armas reales e incluso en video se ve como ellos están disparando de manera desmesurada contra la población. En Becerril paso algo muy grave, es necesario que el Ejército y las autoridades hagan una investigación seria. Cogieron una casa a ‘plomo’ y lesionaron a tres personas”, aseguró el abogado.

LOS HERIDOS

Dijo además que en medio de la balacera, los jóvenes mencionados resultaron impactados por los proyectiles que soldados habrían disparado, haciendo que Dávila Márquez fuera herido en una extremidad y en el abdomen, donde una bala le perforó el intestino. Por dicha lesión, galenos del centro asistencial en el que permanece tuvieron que hacerle recorte a ese órgano y presenta problemas de movilidad en la pierna.

Sin embargo, respecto al estado de salud de Muñoz Monroy indicó que el último parte médico entregado ayer después de una junta realizada por los especialistas de la Clínica Laura Daniela, anuncia que la pierna derecha debe ser amputada hasta una distancia en la que se le pueda poner una prótesis.

 “Por solicitud de los familiares y de los médicos, se solicitó un traslado por el galeno internista – intensivista Jesús Darío Pavajeau a un cuarto nivel pero la EPS Cajacopi se niega al traslado y sugiere que lo lleven a la Clínica Santo Tomás, perjudicando su salud, a sabiendas que hacerlo es desmejorar las condiciones que hasta ahora tiene el paciente”, recalcó.

Frente al tema, este medio de comunicación, intentó insistentemente entablar comunicación con el brigadier general Miguel Eduardo David Bastidas, comandante de la Décima Brigada Blindada adscrita a la Primera División del Ejército Nacional, pero no fue posible el contacto debido a que está de viaje.

Entre tanto, el jurista enfatizó que inicialmente se interpondrá una denuncia ante la Fiscalía General de la Nación para que se investiguen los hechos por los delitos de lesiones personales dolosas y posteriormente, ‘se iniciaran las respectivas demandas administrativas por la responsabilidad extracontractual del estado, sea por cualquier título de imputación, falla del servicio o daño especial, porque sabemos que estos señores militares representan a la administración’.