Diario del Cesar
Defiende la región

Ya viene la ´Clavada´ para usuarios de la energía

49

La clavada viene en marcha. Los usuarios del servicio de energía en el Caribe colombiano experimentarán prontamente un reajuste en las tarifas de luz. Para que les quede claro. Lo que va a ocurrir se lo reflejamos en este ejemplo. Si usted paga 100 pesos mensuales, cuando estén los nuevos dueños pagará 145 pesos. Ello será de manera gradual desde los estratos uno hasta el seis y el industrial.

En marzo de este año, recién se tomó la decisión de hacer un aislamiento obligatorio por la presencia del COVID-19 en el país, el Gobierno realizó la subasta de adjudicación de los activos de la empresa Electricaribe que abastece de energía a toda la Costa Caribe colombiana, específicamente a siete departamentos del país.

El mercado se dividió en dos y, así las cosas, EPM se quedó con la operación de Caribe Mar que comprende los departamentos de César, Bolívar, Sucre y Córdoba. Entre tanto el Consorcio Energía de la Costa, del que hace parte Enerpereira, ganó la operación de Caribe Sol, es decir el mercado de energía de la Guajira, Magdalena y Atlántico.

No obstante, pasaron los días y, por ende, se agudizó la crisis en Colombia por la pandemia. Esto llevó a que los indicadores de la empresa se deterioraran, especialmente en lo que tiene que ver con tasa de recaudo que estaba en niveles del 70 % y pasó a 48 % y además el porcentaje de pérdidas el cual aumento de 30 % a 38 %.

Esto hizo que los nuevos operadores empezaran a dudar si recibían o no las llaves de la compañía, ya que las condiciones cambiaron y el compromiso de inversiones tendrán que subir de ocho a 10 billones de pesos.

¿CÓMO LOS CONVENCIERON? 

El Gobierno Nacional expidió en las últimas horas el decreto con el que se establece el régimen regulatorio especial (aprobado en el Plan Nacional de Desarrollo), que, según el Ministerio de Minas, será para darle continuidad y mejorar la prestación del servicio público domiciliario de energía eléctrica en la región Caribe.

Este aumento de la tarifa, que se da como garantía a los nuevos operadores, determina un componente de la tarifa (comercialización), que dentro del total del costo del servicio  pesa entre un 15 % y un 20 % del total de la tarifa y, por lo tanto  se traduciría en una variación de entre el 3 y el 4 % respecto de la tarifa de agosto de 2020.

Según el senador Armando Benedetti, ese aumento representará más ingresos cercanos a $700 mil millones para los nuevos operadores teniendo en cuenta que este régimen regulatorio especial es transitorio: máximo por 5 años.

Así las cosas con el aumento gradual de la tasa de comercialización de la energía, que inicia desde el 1 de enero de 2021, el recaudo para la empresa mejoraría así: 2021: $45 mil millones adicionales, 2022: $90 mil millones, 2023: $135 mil millones, 2024: $180 mil millones, 2025: $225 mil millones.

Sin embargo, el Gobierno aclara que este régimen tarifario estará acompañado de la mejora en la prestación del servicio, teniendo en cuenta adicionalmente que se establecerá una opción tarifaria de forma que en caso de que se den incrementos, estos sean paulatinos a medida que se vayan llevando a cabo las inversiones.

Alfredo Deluque, parlamentario de La Guajira dijo: A la bancada Caribe le preocupa de sobremanera que la prestación de servicio de energía en la Costa Caribe de nuestro país, Vaya a generar los mismos problemas que tenemos con Electricaribe.

Estas nuevas empresas que vienen hoy en día asumir esas competencias deben estar provistas de unos escenarios que impliquen, que esas mismas situaciones que impidieron que el Caribe tuviera una competitividad eficiente en materia de energía, se vuelva a repetir.

Nos preocupa también que se esté pensando en un aumento de tarifas de energía, en estos momentos cuando ni siquiera sabemos cómo va a ser el servicio y su operación en unos momentos en donde el país y la empresa necesitan apoyos estatales para salir y reactivar sus negocios; Estemos nosotros pensando en poner una carga adicional como sería el aumento de las tarifas de energía.

De igual forma también nos preocupa muchísimo que en estos momentos electricaribe esté demandando a las autoridades locales para conseguir con ellos lo que no habían hecho en días o en años pasados.

Lo que más preocupa es que esta decisión la toman cuando Electricaribe está en manos del gobierno nacional y no en manos de los españoles, es decir el mismo gobierno demandándose entre ellos mismos. Lo cual nos parece un hecho reprochable.

Por eso hemos tomado la decisión de realizar un debate de control político para que sean aclaradas esas materias, aquí en el Congreso de la República.

Por su parte, el senador David Barguil Partido Conservador manifestó:

Lo de Electricaribe es una historia de atropellos, de abusos, una historia que ha significado una tragedia para el Caribe colombiano. Tantos casos verificados, de vidas que se han perdido, por ejemplo personas conectadas a respiradores, el costo en materia económica, el costo en materia de competitividad para toda una región.

Las historias personales o familiares de quienes perdieron sus electrodomésticos o por abusos en los contadores terminaron pagando facturas sobre valoradas. Y ahora al final de esta historia cuando el gobierno toma la decisión y por fin logra que salga Electricaribe y lleguen dos nuevos operadores, la despedida que se nos da el anuncio de unas demandas a los municipios en el Caribe, por unas deudas que aún no conocemos a profundidad o unas historias que no se han explicado lo suficientemente bien.

Pero lo más grave es el panorama que parece venir, que es el de alza en las tarifas. Esto se tiene que impedir, tiene que haber una transición entre la llegada de los nuevos operadores y el tema tarifario, para evitar que la gente sienta una desesperanza.

Hoy lo que hay es expectativa positiva alrededor de quienes llegan, de qué se prestó mejor servicio, de qué haya calidad, de qué las tarifas sean justas y por eso se requiere una transición en materia tarifaria¨, concluyó.