Diario del Cesar
Defiende la región

Bomberos siguen en protesta para exigir el pago de salarios

105

POR NINOSKA REYES URDANETA

Cansados de no ser escuchados por nadie, ante las reiteradas exigencias por el atraso en el pago de salario y otros compromisos laborales, miembros del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Valledupar, redoblan las protestas y esta vez bloquearon los accesos al área administrativa en la sede de la institución, acción que llevan a la par con la campaña de recolecta de alimentos para poder subsistir.

 “Exigimos, exigimos, exigimos, el pago de nuestros salarios”, fue una de las consignas que ayer en horas de la mañana pronunciaban los bomberos, mientras cerraban con cintas las escaleras de las oficinas administrativas y colocaban obstáculos para evitar el paso del personal.

No tienen seguridad social, les adeudan cuatro meses de salario, cesantía, vacaciones, bonificaciones y el Covid-19 también los ha afectado, al punto de registrarse el fallecimiento de unos de sus miembros a causa de la enfermedad, mientras otros cuatro se recuperan.

Luis Zuleta, en representación de sus compañeros, manifestó que ya están cansados de no recibir respuesta por parte del comandante y los miembros del Consejo de Oficiales. “Tenemos hambre, nuestros familiares están padeciendo y ninguna autoridad se conduele de esta institución, que a pesar de las dificultades que enfrenta, sigue atendiendo a las comunidades”, dijo.

A la par de esta protesta, que se inició ayer de manera indefinida, los bomberos mantienen una campaña de recolección de alimentos en la sede del comando para poder subsistir.

Para conocer la verdadera situación administrativa de la institución bomberil, se trató de establecer comunicación con el comandante del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Valledupar, Darío Mejía, quien a través de un mensaje de texto manifestó está contagiado por Covid-19 y se encuentra aislado en su residencia con oxígeno, lo que le impide dialogar vía telefónica

En otras oportunidades, Mejía ha manifestado que la institución registra un déficit económico superior a los 1.000 millones de pesos.

Por su parte, el sargento Julio Ramírez, quien está a cargo del Cuerpo de Bomberos de Valledupar, manifestó que la situación es muy complicada, la solución el problema financiero debe ser de fondo para evitar más debilidades.

“Nosotros somos una institución de pública esencial para las comunidades, se necesita de las gestiones por parte del Concejo Municipal, con el fin de que la entidad tenga sus recursos asegurados y no por medio de un convenio, el cual se firma a finales del mes de marzo, dejando un déficit de tres meses cada año”.

Destacó, que los recursos que está girando el municipio son insuficientes para cubrir las necesidades que tiene el cuerpo de bomberos, ya que no solo de trata de sueldos, sino del mantenimiento de las máquinas y otros gatos operativos esenciales.

A la fecha, el municipio les adeuda 160 millones de pesos, correspondientes al mes de julio, más la cuenta del mes de agosto, es decir, 360 millones de pesos. “Pedimos no tomar medidas que debiliten el cuerpo de bomberos, porque será debilitar el servicio a la comunidad, las emergencias no escogen estrato social y nuestra operatividad está activa los 365 días del año”, dijo.

SE HAN PAGADO $1.200 MILLONES

Carlos Alfonso Araújo, secretario de Hacienda Municipal, aclaró por su parte que el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Valledupar no es una entidad adscrita al municipio, solo se tiene suscrito un convenio que se suscribió a comienzos de año sin haberse iniciado la pandemia, que a la fecha ha generado algunas dificultades económicas a la administración municipal, entre ellas la disminución en el recaudo de la sobretasa bomberil, que es la fuente con la que se financia el convenio.

Explicó que a la fecha, el municipio de Valledupar ha girado 1.200 millones de pesos. De la última cuenta recibida, por el valor de 260 millones de pesos, se les cancelaron $ 160 millones ya que se están haciendo los pagos en la medida en que esté la disponibilidad de la caja.

De igual manera, ayer se autorizó un giro adicional de 60 millones de pesos. “Esta relación financiera no justifica que al día de hoy los bomberos están exigiendo el pago de salarios correspondientes a los meses de junio, julio y agosto, porque según conocemos, la nómina mensual de la institución es de 110 millones de pesos, por transferencias a terceros tienen unos costos de $43 millones, además de unos gastos adicionales por 20 millones de pesos, lo que quiere decir que el costo mensual operativo del Cuerpo de Bomberos de Valledupar está alrededor de 173 millones de pesos”.

Araújo destacó que esto evidencia que con los recursos que está pagando el municipio, se están cubriendo otros gastos, y que además vienen arrastrando un déficit fiscal de 1.000 millones de pesos, lo que indica que es un problema estructural de la entidad que no le corresponde al municipio solucionarlo.

Sin embargo, anunció que está promoviendo una reunión con el comandante Darío Mejía, para analizar la situación y buscar alternativas que permitan sacar a flote la institución, pero además que explique sobre el destino de los recursos que hasta el momento ha girado la Alcaldía de Valledupar.