Diario del Cesar
Defiende la región

Quedó libre presunto abusador de un menor 

33

El Juzgado Quinto Penal del Circuito con función de conocimiento revocó la decisión de primera instancia del Juzgado Cuarto Penal Municipal con función de control de garantías y decretó ayer la libertad provisional por vencimiento de términos en favor de Alexander Rada Ruiz, de 33 años, quien es acusado de violar sexualmente en varias oportunidades a un niño de solo 10 años de edad, en hechos presuntamente registrados en la vereda Camperucho, zona rural de Valledupar.

La decisión beneficia a Rada Ruiz procesado por el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años de edad agravado.

Según el togado, “esto se da porque se han superado los términos contenidos en el numeral Quinto del artículo 317 del código de procedimiento penal, el cual indica que si a un procesado transcurrido los 120 días contados a partir de la fecha de presentación del escrito de acusación, no le han iniciado el juicio, tiene derecho a pedir la libertad provisional por vencimiento de términos”.

Alexander Rada Ruiz se encontraba preso en un centro carcelario de Valledupar desde el mes de septiembre de 2019.

Según la Fiscalía, los hechos habrían iniciado a finales del 2018 y desde allí se habrían repetido en varias ocasiones, en una finca de dicha población situada en territorio del corregimiento de Mariangola.

“Según la denuncia instaurada el 26 de enero de 2019, el progenitor de la víctima indica que de tanto insistir en algo que venía sospechando, su hijo le confesó que Alexander había abusado de él varias veces, que la primera vez había sido mucho tiempo atrás, que hacia un mes lo venía presionando a que nuevamente tuvieran relaciones sexuales. Que la primera vez fue a la fuerza y le introdujo el pene en la cola y en la boca, que lo amenazaba de muerte si no se dejaba abusar y le pegaba en las piernas, la espalda y otras partes de su cuerpo. Lo engañaba dándole dulces, juguetes y ropa, ganándose su confianza de esa manera. También señaló que al parecer, estaba apegado a otro vecino de su hijo”, recordó el togado al examinar los elementos probatorios aportados por el ente acusador.

Las investigaciones apuntan a que, supuestamente, Rada Ruiz, habría pedido oportunidad laboral y un techo para vivir en el seno de la familia del menor, con la finalidad de ganarse la confianza de los mismos y así satisfacer sus presuntas aberraciones sexuales.