Diario del Cesar
Defiende la región

Temblor de magnitud 2.5 se sintió en Valledupar 

25

Hoy a las 5:50 de la mañana de ayer, se registró un evento sísmico de magnitud 2.5 con epicentro en el municipio de Valledupar, Cesar. No se reportaron daños materiales ni afectaciones, según los manifestó la Oficina de Gestión del Riesgo en el departamento.

De acuerdo a lo informado por el Servicio Geológico Colombiano, la profundidad fue menor a 30 kilómetros y se reportó a 18 kilómetros del municipio de Pueblo Bello.

Aunque no fue tan fuerte como los registrados meses atrás, habitantes de Valledupar de nuevo sintieron temor cuando apenas iniciaban el día.

Tal es el caso de Leonardo Fuentes, un vendedor tinto en el centro de Valledupar, quien, manifestó que apenas se disponía a salir de su residencia cuando  sintió el movimiento, además de un fuerte ruido que confundió con un trueno. “Pensaba que iba a empezar a llover, pero cuando salí varios vecinos estaban comentando lo ocurrido, la tierra está molesta con la humanidad, las fuertes temperaturas nos acechan y esto indica que hay que cuidarse porque la naturaleza no avisa”, afirmó.

En el caso de Lauren Bohórquez, quien para el momento degustaba de un café en la cocina de su residencia en el barrio Cañahuate, dijo que sintió el temblor porque varios calderos se movieron, sin embargo, no prestó atención hasta que uno de sus hijos salió de la habitación anunciando que había temblado.

“Este año ha temblado más de cuatro veces, unos más fuertes que otros, pero algo debe estar pasando. Las autoridades deben promover actividades de capacitación para que la ciudadanía sepa cómo actuar en caso de un fenómeno natural”, dijo.

Este es el cuarto temblor que se registra en la ciudad en lo que va de año. De los sismos más recientes sentidos en la capital del Cesar, está el sucedido el pasado 21 de julio con epicentro en el departamento de La Guajira, el cual causó un gran susto en el municipio de  Valledupar.

Otro de magnitud 5.4, a 101 kilómetros de profundidad y a 14 kilómetros del municipio de Albania, La Guajira, se llegó a sentir además en otras  poblaciones del Cesar como La Paz, San Diego, Codazzi y La Jagua de Ibirico.