Diario del Cesar
Defiende la región

Llegó el día ´ D´

212

Ha llegado el día ´D´ para saber qué tan criminal es el régimen que preside el nefasto Nicolás Maduro en Venezuela, cuando la comunidad internacional de común acuerdo con quien legítimamente ejerce la Presidencia de esa Nación, se ha trazado el propósito de ingresar la ayuda humanitaria que tanto necesita la gente que a diario se muere de hambre en los cuatro puntos cardinales de dicha nación.

Impedir el acceso de alimentos y drogas es un acto criminal, un delito de lesa humanidad del que no se escapará Maduro y sus compinches.

Nunca antes el Hemisferio Occidental se había movilizado de manera solidaria como lo ha hecho en esta ocasión para atender el clamor de un pueblo que está pasando difíciles circunstancias propiciadas por una banda de delincuentes que se ha afianzado en el poder amparada por una narco cúpula militar que no quiere desprenderse de la ilegalidad a las que la llevó el padre fundador del régimen, el señor Hugo Chávez Frías.

Todo el mundo espera que las Fuerzas Militares de Venezuela se ubiquen en el lado correcto de la historia y permitan que la ayuda humanitaria llegue al pueblo de la mano de los voluntarios.

Lo que se ha hecho ha  sido una operación extraordinaria de cerco diplomático, para aislar la dictadura, para aislar la usurpación y para que inicie Venezuela una reconstrucción institucional y un camino de viabilidad democrática con plenas libertades.

Pero a estas alturas la gente se pregunta ¿por qué si el pueblo venezolano padece tantas necesidades, miles de personas mueren a diario por la falta de medicamentos, no derrocan al dictador?.  Y los analistas no encuentran otra respuesta distinta a la que el pueblo siente miedo de que lo vayan a masacrar. Y el miedo en el ser humano es una condición que se respeta. Ya Maduro y sus militares han dado demostración de que tienen capacidad para matar como lo hicieron en las infinitas manifestaciones que a lo largo de estos dos últimos años se han llevado a cabo por todo el país, dejando una estela de víctimas y crímenes impunes. Por eso, ante la fuerza brutal es que no se descarta una intervención militar de los Estados Unidos para liberar a los venezolanos del oprobio.

La causa humanitaria pacífica de recibir toda esta ayuda no busca nada distinto que la de socorrer a millones de personas que están muriéndose de hambre o las que fallecen en los hospitales y clínicas por la falta de medicamentos

Por eso se aplaude el trabajo multilateral que se ha venido haciendo con el apoyo de la Organización de Estados Americanos (OEA) que junto a los voluntarios venezolanos alentados por el presidente interino Juan Guaidó han tenido como obsesión la entrega de la ayuda humanitaria a su territorio.

Toda América Latina, el mundo entero estará entonces atento a lo que ocurra hoy 23 de febrero cuando se tenga previsto que centenares de toneladas de alimentos puedan transitar por las vías legales de acceso al vecino país. Todos estamos unidos por la libertad de Venezuela y mucho mas Colombia que lo ha hecho de manera fraterna porque sentimos su dolor y queremos darles a todos los venezolanos un camino de esperanza..