Diario del Cesar
Defiende la región

‘Invasión del espacio público en Valledupar es grave’: comerciantes

430

El comercio organizado de la ciudad de Valledupar agrupado en Fenalco, calificó de extremadamente grave la arbitraria e ilegal ocupación del espacio público de esta capital.

´La informalidad ha crecido de manera desproporcionada y ello viene afectando de manera grave al comercio formal, a los generadores de empleo que pagan impuestos y contribuyen con el desarrollo de Valledupar´, aseguró el director ejecutivo de Fenalco, Cesar Octavio Pico Malaver.

Haciendo una analogía por el sonado caso de la multa de más de 800 mil pesos que se le impuso a un joven por comprar una empanada en la calle, el director ejecutivo de Fenalco, Cesar, Octavio Pico Malaver, aseguró que la Policía Nacional haría un “platal” ante lo que consideró el desorden del espacio público y la informalidad que se presenta en Valledupar.

 Pico Malaver aseguró que la situación es delicada y quienes se ven obligados a soportar el fuerte impacto de la inestabilidad económica son los comerciantes legalmente constituidos, razón por la cual añora la presencia en la capital del Cesar del uniformado de la Policía que realizó la sanción para ordenar la situación.

Director ejecutivo de Fenalco, Cesar, Octavio Pico Malaver.

 “Ahí está el Código de Policía, qué tal que aquí viniera el Policía que en Bogotá era tan acucioso y dijera está comiendo empanada, tome 800 mil, el platal tan horrendo que harían aquí y cómo nos ayudarían a despejar el espacio público, solo que eso es un problema social inmenso, que tiene como origen un montón de cosas más”, precisó el líder gremial.

Hablando en primera persona explicó que “Octavio Pico vive rajándose los dientes todos los días hablando que hay que asumir desde la recuperación, pasando por la preservación y tercero por la defensa del espacio público. No hay una política de la defensa del espacio público, ojo, no estoy hablando de quitarle el derecho a la supervivencia de las personas porque el trabajo es un derecho fundamental, pero también el trabajo debe ejercerse de acuerdo con la normatividad específica donde uno se encuentra y también el derecho colectivo prima sobre el individual”.

De acuerdo con Pico y los estudios que han adelantado desde Fenalco, ha ido en aumento la informalidad en Valledupar, haciendo que los comerciantes legalmente constituidos se retiren del mercado local.

 “Nosotros en la ciudad tenemos un fenómeno horrendo de invasión del espacio público, lo que hará que la economía colapse dado que, por cada vendedor informal en el centro de la ciudad, hay un trabajador formal menos, entonces la ecuación no se cumple”.

 Además, según Pico, la competencia desleal, además de impulsar el retiro de los comerciantes totalmente constituidos no permite el crecimiento económico de ninguno de los sectores en la ciudad.

“Lo que no debería haber es esa actividad, una población, un colectivo que viva del rebusque, es un colectivo que no tiene la posibilidad de crecer porque el emprendimiento se reduce a tener solamente el mantenimiento, es decir para lo del diario vivir, una economía de subsistencia y dónde están el emprendimiento.

Es que no me dan oportunidades, las oportunidades no vienen por decreto, vienen por análisis, por comprensión, de los espacios, pero también del atreverse y arriesgar”, finalizó.

REGLAMENTAR LAS VENTAS CALLEJERAS

De otra parte, el Congreso de la República se apresta a empezar a estudiar un proyecto de ley que regularía las ventas y consumo de alimentos en la calle, lo cual de acuerdo al actual Código de Policía es una  infracción con una multa superior a los 800.000 pesos.

La ‘ley empanada’, como ya se le llama por la sanción que recibió un ciudadano en días pasados al consumir una en la calle, tiene ya radicados al menos dos proyectos de ley. Uno fue el que radicó el Partido Liberal esta semana, y que busca, según el representante Fabio Arroyave, no afectar el ingreso de miles de colombianos que a diario tienen su ingreso con esa forma de comercio.

El representante liberal manifestó que “no más comparendos injustificadas por comprar una empanada o un chontaduro o diferentes productos en el espacio público; no más operativos injustos que están golpeando a miles de familias que tienen un espacio para vender, generar algunos ingresos y poder subsistir”.

Considera además que cualquier operativo que se realice por parte de la Fuerza Pública, tendrá que hacerse con el acompañamiento de la Defensoría del Pueblo y de la Procuraduría.

Explicó que se busca adicionar un parágrafo en el artículo 140 del Código, en el cual se deje claro que las autoridades tendrán prohibido sancionar un ciudadano que compre un producto o adquiera un servicio en la calle.

Otro proyecto que también será radicado, lo llevará el senador conservador Efraín Cepeda, quien consideró que la reforma es para corregir esos inmensos vacíos del Código de Policía, en donde se deberá regular a esos vendedores estacionarios y ambulantes.