Diario del Cesar
Defiende la región

Comfacor con presencia en el Cesar no va más: Supersalud

374

Ante los incumplimientos en la prestación del servicio de salud, así como riesgos para los afiliados e irregularidades en el manejo de los recursos, la Superintendencia de Salud liquidó la Caja de Compensación Familiar de Córdoba, (Comfacor), con presencia en varios municipios del Cesar.

Con la  liquidación, la EPS dejará de prestar servicios en 74 municipios de los departamentos de Córdoba, Atlántico, Magdalena, Cesar, Bolívar y Sucre, en donde atiende a 540.303 afiliados, de los cuales 528.855 son régimen subsidiado y 11.448 del contributivo.

En el departamento, Comfacor prestaba servicios en municipios de Codazzi, La Paz y Valledupar, pero de acuerdo con Fabio Aristizábal, superintendente de Salud, la EPS tuvo la oportunidad de retomar el rumbo y no lo hizo, por lo que se decidió su liquidación, tal como se comprometió el alto funcionario hace un mes cuando visitó la capital del Cesar.

“Esta es una de las EPS a las que se le dio oportunidad de corregir el rumbo y no lo hizo. Dos años y medio de intervención, tres prórrogas a la medida preventiva especial de vigilancia y no mejoró.  Cuando la Superintendencia entra a retirar una EPS de una o varias regiones, estamos actuando para corregir el rumbo, para defender la salud y la vida de los colombianos; tengan la seguridad de que pasarán a una mejor EPS”, indicó Aristizábal.

De acuerdo con la Supersalud,  la Caja de Compensación de Córdoba, tenía una cobertura del 100 % en la prestación del servicio de salud en los municipios donde operaba, deficiencias en el proceso de atención de maternas y recién nacidos, así como incumplimiento en la oportuna detección de cáncer de cuello uterino, así como constantes quejas de los usuarios por la mala atención y demora en las autorizaciones.

También presentaba baja cobertura en la unidad de cuidados intensivos pediátricas (53 %) y en las patologías específicas de alto costo como la oncología de adultos (77 %), oncología pediátrica (61 %), hematología (46 %), quimioterapia (77 %) y en el servicio de radioterapia con (46 %), entre otros.

La Supersalud  explicó que los afiliados de Comfacor serán trasladados a otras EPS que operan en la región, que no cuenten con medidas de vigilancia especial, y no se les interrumpirá ningún servicio de salud.

“A partir del 1 de abril, cuando se haya dado el traslado de los afiliados a las otras EPS, Comfacor deberá interrumpir de forma inmediata la prestación de servicios, fecha en la que ya ha debido informar a los usuarios a qué EPS fueron trasladados. Tanto Comfacor como las EPS que los acojan, deberán garantizar la continuidad de aquellas autorizaciones, cirugías y tratamientos que están aprobados o en curso y la prestación de los servicios sin afectar sus derechos en salud”, indicó la Supersalud.