Diario del Cesar
Defiende la región

Peluquero venezolano fue muerto a puñaladas

380

Un peluquero de nacionalidad venezolana, fue hallado muerto con heridas en el cuello en horas de la tarde de ayer en el barrio San Martín de Valledupar.

La víctima de este hecho respondía al nombre de Ángelo Rafael Quiroz González, de 25 años, natural de Barquisimeto (Venezuela), conocido como ‘El Guaro’, quien fue encontrado en dicho estado por parte de un habitante del sector, que al ver que este no contestaba el teléfono celular decidió buscarlo.

Entonces decidió trasladarse hacia la casa del ‘veneco’ y al asomarse por la ventana se dio de cuenta que estaba semidesnudo, con dos heridas ocasionadas con arma blanca en el cuello y que las paredes del lugar estaban manchadas de sangre, dio aviso al vecindario y posteriormente a las autoridades para que se acercaran a la zona.

De inmediato uniformados llegaron a la carrera 22 con carrera 35 a fin de iniciar la respectiva indagación sobre lo sucedido.

De acuerdo a un morador del barrio San Martín, en el lugar de los hechos se escuchó bulla en horas de la madrugada de ayer, sin embargo la ciudadanía no se percató de lo sucedido sino hasta la 1 p.m.

“Al parecer fue por hurtarle porque creemos que le robaron sus pertenencias, eso es lo que creemos, no tenemos más conocimiento”, explicó Jhonatan Herrera, habitante del sector.

Otro de los residentes del barrio San Martín quien no quiso revelar su identidad por seguridad indicó que: “Él era un hombre trabajador, no se metía con nadie y siempre dispuesto a servir. Trabajaba constantemente de lunes a sábado”.

Ángelo Quiroz trabajaba en su peluquería callejera de su propiedad ubicada cerca de su residencia llamada ‘The Black’.

 

LA INSPECCIÓN AL CADÁVER

Funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Policía, llegaron al barrio San Martín a fin de realizar la inspección al cadáver.

El cuerpo Ángelo Quiroz fue trasladado a la morgue de Medicina Legal de Valledupar para la respectiva necropsia.

Asimismo, los peritos tomaron huellas en el lugar del crimen a fin de obtener elementos materiales de prueba para identificar al responsable.

Los investigadores además revisan las cámaras de seguridad cercanas, que posiblemente hayan registrado el momento justo en el que el asesino huye de la vivienda del peluquero venezolano.