Diario del Cesar
Defiende la región

Niegan atención a pacientes críticos

79

Una serie de irregularidades se han venido presentando, en lo que respecta a la atención de pacientes en estado crítico en el Hospital Rosario Pumarejo de López, por el cese de actividades que desde hace un mes mantienen los trabajadores de la salud. 

 “Es hora de detener esa situación, porque se trata de salvar vidas, independientemente de la situación laboral que se está presentando, anunció Hernán Baquero, secretario de Salud Departamental.

Indicó que se le está negando la atención a pacientes críticos, urgencias vitales que vienen remitidas desde otros municipios, argumentando no tener disponibilidad, situación que se ha venido presentando durante las últimas semanas, según quejas presentadas por los gerentes de los distintos hospitales en el departamento.

“Es hora de sacar a la luz pública esta grave situación, venimos manejando información hace mucho rato y se iniciarán las investigaciones respectivas. No se dejará pasar por alto esto, hay que tener vigilancia y control de cada uno de estos procesos, lo que se está presentando es grave”, explicó.

Dijo, que el problema sale a la luz pública a raíz de la negativa de atención a un paciente remitido desde La Jagua de Ibirico, cuyo médico que lo trasladaba presentó la queja de manera desesperada, porque en Valledupar se le estaba negando la atención. Esto no tiene que ver con cese de actividades, con enemistades o procesos políticos, es cuestión de ética médica, de humanidad para salvar vidas.

Baquero exhortó a los líderes del cese de actividades a reflexionar sobre sus acciones, que deben ser consecuentes con lo que han dicho a la opinión y a la comunidad, ya que aseguraron ejecutar su mecanismo de presión, respetando y atendiendo las urgencias vitales. “Negar el servicio a pacientes críticos pone al HRPL en mayor riesgo, porque podríamos perder las posibilidades de celebrar contratos con las EPS, acercamiento que hemos logrado con gestión del Gobierno del Cesar”, dijo.

BUSCANDO SOLUCIONES 

Ante el cese de actividades por parte de los trabajadores de hospital, Baquero manifestó que se ha venido trabajando en la búsqueda de soluciones para la crisis financiera del Rosario Pumarejo de López, en articulación con la Supersalud y el Ministerio de Salud.

En primer lugar se cumplió con las auditorías para la aclaración de cuentas con la Supersalud, la búsqueda de apoyo ante el MinSalud para conseguir recursos y el fortalecimiento de la ESE con la expansión de la capacidad instalada como el proyecto de la nueva urgencia.

“No existe una fórmula mágica para resolver de inmediato el pago de los honorarios atrasados, pero hemos hecho y seguimos haciendo todo lo que está en nuestras manos, desde el punto de vista económico – jurídico – legal para gestionar soluciones definitivas en corto plazo”, explicó Baquero.

Manifestó que la Supersalud se llevó toda la información requerida para analizar el estado financiero del HRPL, se llevó el compromiso de pago de pasivos prestacionales, que por error de código el hospital no pudo presentar a tiempo por 19.000 millones de pesos, por lo cual el proceso fue completado y espera una respuesta a corto plazo.

También se analiza la deuda por atención a migrantes, la cual fue auditada por la Secretaría de Salud Departamental, y para la cual se evalúa la posibilidad de que la Nación pueda aportar la mayoría del recurso.

Detalló que la deuda pretendida es de $7.000 millones, de los cuales casi 4.500 millones de pesos están claros. Igualmente desde la Secretaría de Salud se cuentan con unos recursos con destinación específica, para lo cual hoy, a través de un acto administrativo ministerial, se procesará el pago de 1 a 2 meses de sueldo, eso si la norma jurídica lo permite.

Por otra parte, el Secretario de Salud Departamental destacó que las gestiones por mejorar el hospital no se han detenido; se contabilizan 5.600 millones de pesos que han sido utilizados para el pago de los tres últimos meses de salario. A estas gestiones se le suman las inversiones de $4.500 en adquisición de equipos, 5.700 millones de pesos para la ampliación del área de urgencias y $270 millones de pesos para la compra de un compresor de gas y aire medicinal, para los ventiladores artificiales requeridos en la UCI.

Se han gestionado acuerdos de pago con la EPS y se lograron cinco contratos que no estaban anteriormente; además de la constante dotación de equipos de bioseguridad para la atención de pacientes Covid-19.

 “Hemos luchado una gestión  maratónica. El decir la verdad tiene que prevalecer siempre, la humanización de los servicios es una prioridad y la ética médica debe prevalecer sobre todas las cosas, dijo el funcionario.

El comité de los trabajadores en conflicto, anunciaron que ofrecerán una rueda de prensa para aclarar la situación. “En ningún momento se ha negado la atención vital en el área de urgencias, el fin de las declaraciones del Secretario de Salud, no es más que desdibujar el movimiento que venimos adelantando, ahora pasamos nosotros a deber”, dijo Julio Julio Peralta, representante de los trabajadores en huelga