Diario del Cesar
Defiende la región

Fracasó juicio oral a homicida de minero

283

La audiencia de juicio oral programada para el día de ayer en el Palacio de Justicia, fue cancelada por la ausencia del abogado defensor de Jhon Manuel Mendoza Romero, señalado como coautor del homicidio del minero Jorge Enrique Tejedor, ultimado a bala en pleno centro de Valledupar el 16 de junio de 2017.

La diligencia pública que tendría prevista a desarrollarse ante el Juzgado Primero Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento, y en la que serían escuchados los testimonios con los que se defenderá el antes mencionado, no se dio debido a que el jurista del supuesto asesino solicitó que fuera aplazada dado que no está en la ciudad.

Según la teoría de la Fiscalía 9 Seccional, encargada de la investigación, Mendoza Romero fue la persona que accionó el arma de fuego que segó la vida del operador de maquinaria pesada de 61 años, que trabajó por más de 30 años en Cerrejón y al momento del crimen, estaba próximo a pensionarse.

Durante la primera etapa del juicio presentó seis testigos, entre ellos uno que presenció el crimen y que intentó defender a la víctima durante el hecho y así también, los investigadores policiales encargados del caso; sumado a los videos de seguridad captados por las cámaras de vigilancia de los almacenes Intermoda, Strictis y otras ubicadas alrededor de la escena.

Entre tanto, la defensa hasta ahora solo ha presentado dos testigos: dos mujeres que son vecinas del sindicado manifestaron que el hombre de 32 años había estado en otro lugar en el momento y fecha del crimen, ya que supuestamente celebraba el grado de su compañera sentimental.

 

ASÍ OCURRIÓ

Sobre la 1:00 p.m. de la fecha en mención, Jorge Enrique Tejedor fue asesinado de un contundente balazo que recibió en el tórax, cuando dos delincuentes intentaron hurtarle un maletín en el que llevaba cerca de 30 millones de pesos, que había retirado minutos atrás de una entidad bancaria del centro de la ciudad.

En el momento del crimen, la víctima se encontraba en las afueras del paraje comercial conocido como Unicentro, situado en la carrera 7 con calle 16B, y allí fue interceptado por dos sujetos que se movilizaban en moto, pese a que en ese sector está prohibida la circulación de ese tipo de vehículos; más aún con parrilleros de sexo masculino.

La víctima era operador de maquinaria pesada de 61 años, trabajó por más de 30 años en Cerrejón y al momento del crimen, estaba próximo a pensionarse.

Jhon Manuel Mendoza Romero permanece recluido en una cárcel de la ciudad y por este caso, es investigado por los delitos de homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego o municiones, a los que no se allanó.