Diario del Cesar
Defiende la región

La venta de servicios es la herramienta

465

Las personas que forman parte de una sociedad, sea cual sea su profesión u oficio, al final propenden por vender un servicio; la calidad, originalidad, y el contenido del mismo será lo único que marque la diferencia en cuanto a su resultado en el mercado.  Esta deberá ser la óptica y la predisposición de quienes hoy en una contienda, lucha ardua, nos desarrollamos en el mercado laboral-comercial en el departamento del Cesar.  Lo anterior, representa y puede ser la salida a la preocupación prioritaria de los que convivimos en este hermoso Departamento, y aunque parezca irracional, lo que más preocupa y con razón a nuestra comunidad es la estabilidad financiera de los hogares, lo que se traduce en la forma como se obtiene el sustento de la familia, y esto realmente no tiene que ver con estrato o profesión, en el entendido que la problemática afecta potísimamente al conglomerado en general, de forma proporcional y adecuada a la situación particular de unos y otros.

Normalmente, cuando escuchamos la expresión Prestación de Servicio, nos hacemos la idea de que representa una forma de contratación, en el lenguaje popular no jurídico ni legal, se entiende como una labor que se realiza sin vinculación laboral, empero, la utilización de la misma representa universalmente un contexto totalmente diferente, que se traduce en algo que se simplifica en DAR POR RECIBIR.  Recientemente tuve la oportunidad de que un familiar me contara la historia de que a través de una aplicación virtual APP, las personas podían proponer el alquiler de un sofá-cama en la sala de su casa y/o hasta una hamaca, lo cual podía ser cambiado –trueque- con personas de otros países, por servicios que lo único que no incluye es dinero, es decir, en el caso particular, me cuentan, que el amigo accedió a prestar su sofá a un extranjero en contraprestación, que durante el tiempo de la estadía solamente hablara su idioma nativo, en este caso inglés, en búsqueda así, de poder practicar el idioma, la anécdota contextualiza y hace entrever un cambio generacional en cuanto a cómo se percibe el mundo, los intereses personales en cuanto educación, crecimiento personal, financiero, político, etc., representa una exigencias de comunicación diferente,  la forma como se aprecia nuestro contexto, debe ser amplia y vanguardista, obviamente sin dejar de lado la importancia de los valores y tradiciones.

Por consiguiente, puede que en nuestra casa existan algunas hamacas que nunca le hemos dado uso, y que las mismas podrían representar la solución a una problemática que nos aqueja, lo anterior, representa una analogía, en donde el espacio puede ser una cantidad de herramientas con las que contamos en nuestra vida, pero que sencillamente no le damos el uso adecuado y/o preciso, porque la forma que nos enseñaron para utilizarle fue dogmática sin espacio de interpretación, ni mucho menos nos importó el buscarle usos diferentes, bueno pues, señores y señoras diría Maduro, la diferencia en el nuevo mundo, la marcaran aquellos que estén dispuesto a interpretar, combinar, visionar, emprender, empezar, conjugar, asociar, las herramientas que les ha puesto la vida de presente, partiendo de la premisa que el solo hecho de respirar es ganancia.

En este orden de ideas, consiente de la situación laboral, financiera, política y social de nuestra sociedad en general, el remedio a nuestra problemática es sencillo y tiene que ver con el cambio de los pensamientos, partiendo de la base que de ellos se alimentan y dan origen a los sentimientos, los mismos que se traducen en acciones, que a su vez conllevan a un resultado, siendo así las cosas, la tarea de cada padre, hijo, profesional, técnico, alcalde, gobernador, abogado, estudiante, médico, zapatero, docente, empresario, ama de casa y cualquier persona que forme parte activa de nuestra sociedad, intrínsecamente lleva consigo el compromiso de cambio, de eso se trata la retórica frase de que la Educación es la solución, y todos al unísono la exclaman, pero se olvidaron de explicar el manual de la herramienta, he ahí la falla sistemática a propósito o no, lo cierto es que ya no podemos quejarnos porque simplemente nos encontramos en igualdad de condiciones aunque no lo crean con el mundo en general (de eso hablaremos en una próxima oportunidad).

En conclusión, nuestra prioridad debe ser la de abrirnos a nuevas formas o simplemente el entender que la metodología con la que venimos operando puede que necesite una actualización y/o la instalación de nuevas instrucciones, en búsqueda de un funcionamiento que nos permita competir en un mercado con unos estándares de exigencias diferenciales, en donde los títulos representan solamente una acreditación, pero no te hacen especial, donde los dones, no son suficiente si no te vuelves original, donde el conocimiento, solo es poder en potencia, si no lo sabes poner en práctica y que a su vez este produzca bienes y servicios, en fin, hay larga tela por cortar, mucho por contarles, en la que mi propósito para con la vida es ondear las banderas de una educación práctica, un aprendizaje continuo de acuerdo a nuestras necesidades, en la que no proponemos ser mejor, pero si en construcción, porque entendemos que el tiempo es la única medida cierta y real, y que se nos da en igual proporción y cantidad a todos, que la diferencia de uno y otros es en que lo utilizas, particularmente pienso invertirlo en mi crecimiento integral.

*Abogado