Diario del Cesar
Defiende la región

Duque posesionó a Campo como director de la UNP

64

Anunció que garantizará la vida a quienes lo necesitan.

El presidente de la República, Iván Duque, posesionó la tarde de ayer al abogado vallenato, Alfonso Campo Martínez, como nuevo director de la Unidad Nacional de Protección, de quien manifestó llega con los retos de fortalecer la entidad, trabajar para atender alertas tempranas y mejorar capacidad de respuesta a requerimientos de protección.

Una vez juramentado, Campo Martínez, quien fue Personero de Valledupar, agradeció la confianza del Presidente de la República, reafirmando su compromiso de entrega a la UNP. “Protegeré la vida de tantos compatriotas en riesgo, será mi carta de navegación. Se lo prometo a Colombia, a mi familia y a usted señor Presidente”, dijo.

La UNP se encarga de articular, coordinar y ejecutar medidas de protección y apoyo a la prevención, promover los derechos a la vida, a la integridad, a la libertad y a la seguridad de personas, colectivos, grupos y comunidades que por su cargo o ejercicio de sus funciones puedan tener un riesgo extraordinario o extremo, en el ejercicio de sus funciones. Esto está contemplado en el Decreto 4912 de 2012.

CUATRO PUNTOS DE ACCIÓN

El nuevo director de la UNP, Alfonso Campo,  manifestó que su gestión se basará en cuatro prioridades. La primera será la defensa eficaz de los protegidos, cuyo propósito es garantizarles la vida ante las amenazas recibidas; la segunda el diálogo directo con los funcionarios de la UNP, quienes trabajan en la parte administrativa y operativa, los diete días de la semana y quienes tienen todo el derecho a ser escuchados, pero además de garantizarles sus derechos esenciales.

La tercera estrategia, será la transparencia, para lo cual se hará acompañar de los órganos de control, con el fin de poder sacar los procesos de cara al país y de esa manera optimizar los recursos de la entidad.

Mientras que el cuarto punto será trabajar en equipo con las instituciones del Estado, es decir, de la mano de la Fiscalía General de la Nación, la Procuraduría, Defensoría del  Pueblo, Policía Nacional y el Ejército Nacional, con los cuales se llegará a todo el territorio para defender los derechos humanos de todos los colombianos.

Las personas susceptibles de riesgo son: Dirigentes de grupos políticos y de oposición, defensores de Derechos Humamos, sindicalistas, dirigentes o activistas de grupos gremiales, dirigentes o miembros de grupos étnicos, miembros de la misión médica, testigos o víctimas de violaciones a los DDHH y al DIH, periodistas o comunicadores sociales, servidores o ex servidores públicos con responsabilidad en Derechos Humanos y dirigentes de grupos armados desmovilizados en los años de 1994 y 1998.

También los dirigentes UP y PCC, apoderados de procesos judiciales por violaciones de DDHH y DIH y los docentes.