Diario del Cesar
Defiende la región

Plantón en el Hospital para pedir reintegro de trabajadores despedidos

54

POR:

NINOSKA

REYES URDANETA

El despido masivo de trabajadores en el Hospital Rosario Pumarejo de López durante la pandemia, sigue generando controversias y los afectados exigiendo sus derechos, por lo que ayer realizaron un plantón en la sede del centro asistencial exigiendo el reenganche y el pago de ocho meses de salario adeudados.

“Exigimos respeto a los trabajadores de la salud. Somos héroes, pero sin capa, solo estamos recibiendo atropellos en estos tiempos de pandemia”, fueron algunas de las consignas de los protestantes, quienes solicitaron a la gerente Yakeline Henríquez, una solución al problema.

Ana Rodríguez, secretaria del Sindicato Nacional de la Salud y Seguridad Social, Sindess-Cesar, manifestó que en los distintos centros de salud del país se realizó ayer un plantón para exigir respeto a los trabajadores de este sector, además de la eliminación de la Ley 100 que sigue destruyendo el sistema de salud en todo el territorio.

El momento fue propicio para respaldar a los más de 50 trabajadores administrativos y asistenciales que han sido despedidos sin justificación alguna en el Hospital Rosario Pumarejo de López, aún cuando les adeudan 8  y hasta 10 meses de salario.

“Es un irrespeto para el trabajador, exigimos el reintegro de este personal que cumplió con sus labores y ahora pretenden desconocerlo. Nos sentimos atropellados, no hay respeto tomando en cuenta que ya fueron reemplazados todos en puestos de trabajo”, afirmó.

Manifestó que se mantendrán en pie de lucha hasta conseguir una respuesta, por lo que invitan de manera pública a la gerente del hospital a que se reúna con el personal y ofrezca una alternativa a esta situación.

El plantón se inició a las 8:00 de la mañana y culminó en horas del mediodía. Los trabajadores de la salud elevaron su voz de protesta para llamar la atención de los gobiernos departamental y nacional, a los cuales les exigen que volteen la mirada al Hospital Rosario Pumarejo.

Nini Ávila, una de las empleadas despedidas del área administrativa, dijo que si la orden es dejar al nuevo personal, por lo menos que paguen lo adeudado. “Desde el 23 de abril nos mandaron a la casa porque se iban a quedar con el mínimo de personal para la contingencia por el Covid-19, y la sorpresas fue que no nos renovaron los contratos y ya hay otras personas en nuestros puestos, eso no se justifica”.

NO ES LEGAL EL DESPIDO

Aunque la gerencia alegue que hubo culminación de contrato y deben contratar a otro personal, es totalmente ilegal dejar sin trabajo a más de 50 personas en estos tiempos de pandemia por el Covid-19, dijo Julio Julio Peralta, concejal y representante de los médicos en el hospital.

Dijo que en el hospital existe injerencia para la contratación del personal, se viola la autonomía sindical y se irrespeta al trabajador. “El error siempre ha sido contratar a través de terceros, pero a la vez imponer al personal de acuerdo a sus corrientes políticas y otros intereses; hay que acabar con la tercerización porque se irrespeta la autonomía de los sindicatos”, afirmó.

Dijo que el Hospital Rosario Pumarejo se infunde la técnica del terrorismo y nadie tiene derecho a reclamar por su bienestar. En el caso del personal médico ya van 10 meses de deuda salarial, no hay respuesta de nada. “Teníamos todas las esperanzas puestas en la nueva gerente, pero hasta el momento nada ha hecho por ayudarnos, ni tiene disposición para reunirse con el personal”, afirmó.

En el caso del personal médico, la solución sería una renuncia masiva, pero ante todo está la ética y el principio a la vida, por eso siguen en pie de lucha guardando la esperanza de ser escuchados.