Diario del Cesar
Defiende la región

‘Masacre laboral’: despidieron a 50 trabajadores del Hospital

108

POR:

NINOSKA

REYES URDANETA

No conforme con adeudarles ocho meses de salario, de manera sorpresiva unos 50 trabajadores administrativos del Hospital Rosario Pumarejo de López, fueron despedidos sin explicación alguna, aun cuando en tiempos de pandemia la orden del Presidente Duque es garantizar la estabilidad laboral de los colombianos.

Por tal motivo, a primera hora de la mañana de ayer, se llevó a cabo un plantón en la sede del centro asistencial con la participación de algunos afectados, quienes piden explicación a la gerente del hospital, Jackeline Henríquez, y el pago de lo adeudado.

Lamentablemente los trabajadores afectados no han sido atendidos por la gerente, quien a su juicio se ha negado a dar la cara y resolver la situación por la que están atravesando muchos padres de familia con esta inesperada decisión.

 “Estamos desconcertados, sólo nos dijeron que nos quedáramos en casa, que en plena pandemia no seríamos despedidos y esta fue la sorpresa, nos quedamos sin contrato en estos tiempos tan difíciles que se están viviendo por el Covid-19”, dijo Nini Ávila, una de las afectadas.

Afirmó que desde el 23 de abril les ordenaron que se fueran a su casa y que quedaría un mínimo de persona para atender la contingencia por la pandemia. “Desconcertados quedamos cuando nos enteramos que ya teníamos reemplazo y que el contrato se había cancelado, pero no hemos recibido nada oficial y no explicación a lo sucedido”.

Otra de las personas despedidas indicó que la gerente del hospital hace una terminación de contrato irregular sin aviso. “Nos manda para la casa en plena pandemia adeudándonos 8 meses de salario y su respectiva liquidación. Es la hora y no hemos recibido ni un solo pago, estamos sin recibir ingreso siendo la única respuesta que se terminó el contrato con la antigua bolsa de empleo, no nos da la cara y nos dice que no pagarán nada de la deuda que tienen con nosotros”.

Por su parte, Jackeline Henríquez, gerente del Hospital Rosario Pumarejo de López, aclaró que no se trata de despidos, sino de terminación de contratos, los cuales no fueron renovados porque hay otra bolsa de empleo y este contrató su personal.

Sobre el pago de las deudas, aclaró que en los dos meses que tiene en el cargo ha pagado los salarios al día, y recientemente se abonó un mes a la deuda pendiente. “Es un tema complejo por la situación financiera que atraviesa el centro de salud, hay cuentas embargadas, otras EPS cerraron sin pagar y se esperan algunos giros para ir resolviendo la deuda laboral, que alcanza los $30.000 millones”.