Diario del Cesar
Defiende la región

Guaidó aumenta presión a militares

295

“La orden está dada. De nuevo señores de la Fuerza Armada: permitan que entre la ayuda humanitaria, tienen la oportunidad de ponerse del lado de la Constitución, de las necesidades de la gente”, aseguró Guaidó, jefe del Congreso de mayoría opositora.

El opositor venezolano Juan Guaidó exigió ayer a los militares dejar ingresar el próximo sábado la ayuda humanitaria, pese a que el gobierno de Nicolás Maduro les ordenó bloquearla por considerarla el inicio de una invasión militar estadounidense.

“La orden está dada. De nuevo señores de la Fuerza Armada: permitan que entre la ayuda humanitaria, tienen la oportunidad de ponerse del lado de la Constitución, de las necesidades de la gente”, aseguró Guaidó, jefe del Congreso de mayoría opositora.

Reconocido como presidente interino de Venezuela por 50 países, Guaidó prepara movilizaciones en todo el país para acompañar a voluntarios que irán a la frontera en caravanas de autobuses en busca de toneladas de medicinas y alimentos acopiadas en Colombia, Brasil y Curazao.

“El 23 de febrero la ayuda humanitaria entra sí o sí en Venezuela y en todos los rincones del país nos vamos a movilizar. Las brigadas irán en caravana mientras (que) habrá protestas (…). No va a ser a través del miedo que nos van a detener”, aseveró.

Cargamentos de asistencia llevados en aviones militares de Estados Unidos permanecen en bodegas en la ciudad colombiana de Cúcuta, cerca del puente limítrofe de Tienditas, bloqueado por militares venezolanos con camiones y otros obstáculos.

Un segundo centro de almacenamiento en Brasil se abrirá en el estado fronterizo de Roraima para recibir ayuda brasileña y el martes llegará un avión desde Miami a Curazao con más asistencia estadounidense, según el equipo de Guaidó.

La Fuerza Armada, principal sostén de Maduro, reforzará la presencia en las fronteras, pues a juicio de Maduro la ayuda humanitaria es un “show” y el preludio de una acción militar no descartada por el gobierno de Donald Trump.

Guaidó agradeció el respaldo de Trump, quien este lunes hablará de la crisis venezolana en Miami a las 21H00 GMT.

Guaidó fijó para el ingreso de la ayuda el día en que cumple un mes de haberse autoproclamado como presidente encargado, luego de que el Congreso declarara a Maduro “usurpador” al considerar “fraudulenta” su reelección.

Un día antes se celebrará en Cúcuta un concierto con artistas internacionales, organizado por el multimillonario británico Richard Branson para recaudar 100 millones de dólares en 60 días, que se sumarán a más de 110 millones ya reunidos según Guaidó.

Al concierto asistirán los presidentes de Colombia, Iván Duque, y Chile, Sebastián Piñera.

Pero Maduro, quien tilda la ayuda enviada por Estados Unidos como “migajas” de “comida podrida y contaminada”, culpa de la crisis a sanciones financieras de Washington, con daños a la economía estimados por Caracas en 30.000 millones de dólares.

El conflicto por la ayuda humanitaria escaló a nivel internacional. Rusia, China, Turquía Irán, Cuba y otros aliados de Maduro han condenado “la injerencia” de Estados Unidos y otros países.

El domingo, el gobierno prohibió la entrada al país de cinco diputados del Grupo del Partido Popular Europeo (PPE) y del subsecretario general de esa formación, que pretendían reunirse con Guaidó, pero fueron devueltos del aeropuerto internacional.

“La delegación de eurodiputados (…) es expulsada por un régimen aislado y cada vez más irracional”, reaccionó Guaidó. Según el canciller Jorge Arreaza, tenían “fines conspirativos”.

Los eurodiputados, cuya prohibición de entrada fue condenada por España y Francia, anunciaron en Madrid que intentarán ingresar desde Colombia el sábado.

La Unión Europea (UE) advirtió este lunes del peligro de una escalada militar, dos días antes de la llegada de una misión del grupo de contacto que impulsa una salida a la crisis a través de elecciones presidenciales.

“No hay posibilidad de una guerra civil (…), 90% de los venezolanos quieren cambio, hablan de ayuda humanitaria, del futuro. De guerra hablan ellos”, aseguró Guaidó.

El Grupo de Lima, que conforman países latinoamericanos y Canadá, se reunirá el 25 de febrero en Bogotá para ratificar su apoyo al opositor.