Diario del Cesar
Defiende la región

Aguacero en Badillo dejó diez viviendas afectadas

308

POR:

NINOSKA

REYES URDANETA

El fuerte aguacero registrado a la medianoche de ayer en el municipio de Valledupar, dejó serias afectaciones en la zona corregimental y áreas urbanas de la localidad, donde algunas acequias se desbordaron causando inundaciones en las viviendas ubicadas a su alrededor.

La situación no es nada alentadora para el corregimiento de Badillo, ubicado al noreste de Valledupar, donde desde las 5 de la tarde del martes y hasta horas de la noche, sus habitantes vivieron una torrencial lluvia que se llevó consigo techos, enseres y árboles.

Así lo informó Elina Patricia Gutiérrez, inspectora en el corregimiento de Badillo, quien manifestó que diez viviendas sufrieron daños y una quedó totalmente destrozada al ser tapiada por un árbol.

Con esta situación alrededor de 15 familias fueron afectadas y una damnificada. Un poste de electricidad también cedió y cayó sobre la infraestructura, mientras los enseres sufrieron daños considerables. El servicio de energía eléctrica hasta la tarde de ayer estaba suspendido.

Sobre estos daños, ya fueron comunicadas las autoridades de la Oficina de Gestión del Riesgo de Valledupar, para que se gestiones alternativas principalmente para la familia damnificada integrada por una adulta mayor y su hijo en condiciones especiales.

Gutiérrez además de solicitar la intervención de la Alcaldía de Valledupar, pide ayuda a la comunidad en general para atender a estas familias que lo han perdido todo con las lluvias. “Igualmente solicitamos a la Administración Municipal atención para el corregimiento durante el periodo de precipitaciones, para así evitar inundaciones futuras”, dijo.

Yandra Flórez Vega, vecina afectada y nieta de la propietaria de la vivienda destruida, manifestó que 35 segundos del fuerte vendaval, fueron suficientes para que se llevara todo a su paso.

El aguacero se inició en horas de la tarde hasta la medianoche en dos fases. “Mi vivienda sufrió afectaciones en todas las paredes al igual que las residencias vecinas; el caso de mi abuela fue más grave y ahora están damnificados, están refugiados en casas de familiares”.

Comentó que para el momento de la caída del árbol, sus parientes lograron salir, sin embargo, algunas ramas le causaron lesiones leves, al igual que unas láminas del techo que cortaron a uno de residentes.

Ellos quedaron sin nada, perdieron todo, por lo que hacen un llamado a las autoridades locales para que ayuden a esta humilde familia.

LADRILLEROS CON LAS MANOS EN LA CABEZA

Otra situación trágica se registró en el corregimiento de Valencia de Jesús, específicamente en la vereda El Cielo, donde las ladrilleras colapsaron y todo se perdió, dijo Kelly Gutiérrez, dirigente vecinal de la zona.

“Se dañó una gran cantidad de ladrillos, se volvieron lodo y aunque muchos trabajadores salieron a tratar de salvar algo, nada se pudo hacer, el agua arrasó con todo, además de afectar viviendas y hasta a los animales que crían los vecinos del sector”, dijo.

Gutiérrez destacó que en la zona las familias viven de la producción de ladrillos y ahora con esta situación, más el confinamiento por el Covid-19, la crisis económica se agudizará. “Con las inundaciones se perdió el trabajo de producción de casi una semana”.

Sobre las viviendas del sector, dijo que más del 50% fueron anegadas y algunos habitantes perdieron todos sus enseres, mientras otros tratan de recuperar lo poco que les quedó.

60 LLAMADAS DE EMERGENCIA

Darío Mejía, comandante del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Valledupar, manifestó por su parte, que la unidad recibió alrededor de 60 llamadas de emergencia, principalmente de los barrios San Fernando, 25 de Diciembre, San Martín, Villa Castro, Brisas de la Popa, Ciudadela 450 Años, entre otros.

Indicó que la situación más grave se presentó con el desbordamiento de la acequia Las Mercedes, afectando a más de 150 personas, entre 30 familias residentes del barrio subnormal El Edén.

En el lugar muchas personas sufrieron afectaciones materiales por las inundaciones, ya que el agua entró a las viviendas. “Lo más grave de este caso, es que el terreno se erosionó y muchas viviendas quedaron inestables, situación por la cual se activarán las alertas con ayuda de los gobiernos departamental y nacional, para ver de que manera se puede ayudar a la población afectada”.

Otro los casos especiales atendidos, fue el desbordamiento de canal Panamá, el cual estaba obstruido de basura y escombros. Igualmente se atendió el área de la avenida 44, donde muchos vehículos quedaron atascados y hasta estaban siendo arrastrados por el caudal del agua.

Sobre el Río Guatapurí, se determinó que no hubo una creciente súbita, los niveles del agua se mantuvieron y se exhorta a la comunidad a tomar conciencia, no arrojar basura ni escombros al afluente ni a las acequias en el municipio.

EVALUACIÓN DE DAÑOS Y NECESIDADES

Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres Municipal con el apoyo del Cuerpo de Bomberos de Valledupar, inspeccionaron la mañana de ayer los efectos dejados por el desbordamiento de la acequia Las Mercedes. Recorrieron las viviendas del barrio El Edén y el asentamiento ubicado a orillas del afluente.

Una vez inspeccionada la zona, se procedió a realizar la evaluación de daños y necesidades –EDAN, con el fin de orientar las líneas de atención a desarrollar.

Históricamente este sector presenta situaciones de riesgo con ocurrencia a las fuertes lluvias, por lo tanto, se recomienda a la comunidad en general, asegurar debidamente las cubiertas de las casas, hacer mantenimiento o poda a los árboles, que se encuentran en mal estado fitosanitario, y se convierten en factor de riesgo. Estar atentos a la evolución diaria de las condiciones meteorológicas y atender las recomendaciones en tal sentido.

La Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres del Municipio de Valledupar, hace un llamado a las autoridades rurales para que estén atentas y mantengan activados los planes de contingencia para reducir el riesgo de las zonas donde amerite mayor atención.

El Secretario de Gobierno, Luis Galvis, y Coordinador de la Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres Municipal, ratifican el compromiso de la administración municipal de atender a todas y cada una de las familias que resulten afectadas por estos fenómenos naturales asistiéndolos de manera humanitaria y conforme a lo establecido por Ley 1523 del 24 de abril del 2012.

Sobre lo ocurrido en el corregimiento de Badillo, Tiler Tamayo, encargada de la oficina de Gestión del Riesgo en el municipio, informó que ya se tiene el reporte de lo sucedido en el lugar, se iniciará el trabajo de coordinación para atender a los afectados, y sobretodo preparar a las comunidades para esta temporada de lluvias.