Diario del Cesar
Defiende la región

Carta de Mindeporte pone en aprietos al presidente de la Dimayor

133

Una carta en la que el ministro del Deporte, Ernesto Lucena, pone en entredicho su capacidad de interlocución con el Gobierno, ha puesto en aprietos al presidente de la Dimayor, Jorge Enrique Vélez.

En la carta, conocida este fin de semana, el ministro Lucena le dice al presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Ramón Jesurun, que su interlocutor válido para hablar de los temas relacionados con ese deporte en el país es él y no el presidente de la Dimayor.

“Teniendo en cuenta los actuales acontecimientos y la premura de muchos sectores porque el fútbol regrese, a pesar de que ya se vienen adelantando las gestiones que permitan hacer esto posible con el cumplimiento de los protocolos exigidos por el MInisterio de Salud, con quien hemos trabajado de manera articulada, me permito manifestarle Presidente Jesurun, que a partir de la fecha es indispensable que cualquier comunicación, decisión o solicitud se maneje de forma directa y exclusiva entre la presidencia de la Federación Colombiana de Fútbol y el Ministerio del Deporte”, afirma el ministro.

En su comunicación, Lucena también le recuerda a Jesurun que la Dimayor “opera como un ente privado, creado por la federación colombiana de fútbol dentro de la autonomía que la ley le otorgó” y por ende no puede tratar con el Gobierno los asuntos relacionados con el fútbol.

La carta se conoció unos días después de un conversatorio convocado por Jesurún y Vélez para discutir la situación del fútbol en Colombia, en que el invitado especial fue el expresidente y actual Senador Álvaro Uribe.

Este espacio fue interpretado por algunos sectores como una estrategia para presionar al gobierno del presidente Duque para reabrir pronto la liga colombiana de fútbol, que, por ser un deporte de contacto, es uno de los que más riesgo tiene por el coronavirus.

Luego de conocerse la carta, una parte de los directivos de los equipos profesionales de fútbol han expresado su descontento por la falta de interlocución de Vélez con el Gobierno, lo que, según versiones de prensa, podría provocar su salida del cargo.

Colprensa