Diario del Cesar
Defiende la región

En busca de oro, cientos de personas invaden una finca en Remedios

534

Vaya sorpresa se llevó Mario Agudelo cuando, al regresar de Medellín, de una cita médica, encontró su finca, ubicada en zona rural de Remedios, completamente invadida por mineros. Según el propietario, más de 800 personas entraron de forma ilegal a su terreno el pasado fin de semana después de que corriera el rumor de que en él había una veta de oro.

“Cuando yo llegué había más de 400 motos parqueadas y entre 800 y 1.000 personas. Había tanta gente que me tocó llamar al ejército y a la policía para que me ayudaran a desalojar”, cuenta el dueño de la finca, quien ahora se enfrenta a los daños que la momentánea fiebre del oro dejó en su propiedad.

¿Cuánto oro extrajeron los ocupantes? En efecto, el preciado metal existió, pero se trató de una pequeña veta que tras el frenético fin de semana, quedó prácticamente vacía. “Ahí donde pasó todo yo tenía ganado, y pues ya los tuve que mover porque eso quedó vuelto nada. Supongo que hay que traer maquinaria para intentar restauran un poco el terreno”, señala Agudelo.

La alcaldesa de Remedios, Lucía del Socorro Carvajal, señaló en otros medios de comunicación que el hallazgo de este tipo de vetas no se veía en el municipio desde hace cerca de 20 años, y reconoció que aunque el oro extraído de estas pequeñas minas deja rentabilidad, es generalmente un dinero que no mejora las condiciones de vida, “momentáneo y mal gastado”.

En la mañana de este lunes aún decenas de hombres continúan en la propiedad de Agudelo, buscando algún resto de oro.

¿Cuánto oro extrajeron los ocupantes? En efecto, el preciado metal existió, pero se trató de una pequeña veta que tras el frenético fin de semana, quedó prácticamente vacía. “Ahí donde pasó todo yo tenía ganado, y pues ya los tuve que mover porque eso quedó vuelto nada. Supongo que hay que traer maquinaria para intentar restauran un poco el terreno”, señala Agudelo.

La alcaldesa de Remedios, Lucía del Socorro Carvajal, señaló en otros medios de comunicación que el hallazgo de este tipo de vetas no se veía en el municipio desde hace cerca de 20 años, y reconoció que aunque el oro extraído de estas pequeñas minas deja rentabilidad, es generalmente un dinero que no mejora las condiciones de vida, “momentáneo y mal gastado”.

En la mañana de este lunes aún decenas de hombres continúan en la propiedad de Agudelo, buscando algún resto de oro.