Diario del Cesar
Defiende la región

Se reanudó caso del Nuevo Liberalismo

186

Juan Manuel Galán, ex senador.

Después de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) oficiara al Consejo de Estado que negó al Nuevo Liberalismo, que fundó en los años 80 el inmolado líder Luis Carlos Galán Sarmiento, la personería jurídica, fue reactivado en el alto Tribunal la demanda de nulidad ante la Sección Quinta que los hermanos Galán y otros militantes impetraron el año anterior.

El pasado 23 enero el CNE por tercera vez consecutiva negó la petición del Partido Nuevo Liberalismo de otorgarle personería jurídica, pues consideró que las circunstancias de violencia política de que fue objeto no pueden equiparse con lo que le sucedió a la Unión Patriótica.

“Las circunstancias fácticas y finalísticas ocurridas con el Nuevo Liberalismo no pueden compararse con las de la Unión Patriótica”, señaló esta autoridad electoral en un comunicado al resolver un recurso de reposición que presentaron hace varios meses los ex senadores Carlos Fernando y Juan Manuel Galán.

Siete magistrados negaron la personería jurídica al Nuevo Liberalismo y el magistrado Luis Guillermo Pérez fue derrotado en su ponencia que solicitaba otorgarle este reconocimiento. El magistrado Renato Rafael Contreras estuvo ausente por incapacidad médica.

El togado Pérez señalaba en su ponencia que “aplicar de forma exegética la exigencia del umbral contenida en el artículo 108 de la Constitución sin atender las especiales circunstancias por las que atravesó el Nuevo Liberalismo es desconocer el espíritu mismo de la norma, la cual, como ya se dijo, persigue como fin último estimular la consolidación de agrupaciones políticas robustas programática y electoralmente”.

En noviembre de 2017 un grupo de ex militantes del Partido Nuevo Liberalismo interpuso un derecho de petición ante el CNE solicitando reasignar la personería jurídica. El argumento central fue el exterminio al que fue sometida la colectividad pues le asesinaron más de 50 concejales y militantes, líderes del Urabá antioqueño, Puerto Boyacá y el Magdalena Medio.

En marzo de 2018 el CNE negó la petición para reactivar esta personería porque consideró que no se acreditaron las circunstancias excepcionales que permitan superar el requisito del umbral electoral, así como se presentó duda sobre la legitimidad de los peticionarios, a raíz de una carta que envió Carlos Ardila Ballesteros, donde mencionaba que él era el legítimo titular de la personería del Nuevo Liberalismo y que él no quería que eso se tocara.

Sin embargo el exsenador Juan Manuel Galán explicó que “entonces entramos a demostrarle al CNE que eran dos personerías jurídicas completamente distintas. Que la de mi padre terminó de existir en 1989 y la de Carlos Ardila empezó a existir como diez años después y además se llamó Movimiento Nuevo Liberalismo. Un movimiento que él creo en Santander con Bernabé Celis, que le puso Nuevo Liberalismo, pirateando el nombre, engañando a la gente haciéndola creer que estaban votando por el Nuevo Liberalismo de Luis Carlos Galán”.

Ante la  respuesta de la organización electoral de no reconocer personería al Nuevo Liberalismo, los solicitantes interpusieron una demanda de nulidad ante la Sección Quinta del Consejo de Estado e invocaron una medida cautelar que suspendiera los efectos de la resolución expedida por el CNE.

En julio de 2013 el Consejo de Estado tumbó la decisión del CNE de quitarle la personería en 2002 a la Unión Patriótica, pues consideró que se extralimitó en funciones. Por lo tanto, la UP pudo participar en las elecciones de 2014 y 2018.

En su decisión, el tribunal de lo contencioso administrativo consideró que el CNE excedió sus competencias al retirarle la personería jurídica a este partido político, el cual fue objeto de un genocidio a finales de los 80 y comienzos de los noventa que cobró la vida de más de 4 mil de sus militantes.

ÚLTIMA CARTA

La demanda de nulidad ante el Consejo de Estado es la última carta que le queda al Nuevo Liberalismo para recuperar la personería jurídica.

El exsenador Juan Manuel Galán dijo que “nos causaron un daño irreparable que fue no haber podido presentar listas al Congreso ni haber podido presentarnos a las presidenciales. Ahora nos quieren causar un segundo daño evitando que podamos presentarnos a las elecciones locales y regionales de octubre”.

En tanto que Carlos Fernando Galán señaló “nosotros confiamos en que en el Consejo de Estado la decisión va a ser en derecho y con garantías y tenemos la esperanza puesta ahí. Hubo una estrategia de dilatar el proceso para que no hubiera una decisión y el Consejo de Estado no pudiera reasumir el caso, pero ya con esto se resuelve”.