Diario del Cesar
Defiende la región

Sorpresiva derrota del Madrid en el Bernabéu       

299

La entrada de Vinicius dio algo más de mordiente al Real Madrid, pero los blancos ya no pudieron ni siquiera forzar el empate.

El Girona (15º), que llevaba 10 jornadas sin vencer, sorprendió al Real Madrid al que derrotó en el Estadio Bernabéu por 2-1, un resultado que aleja al equipo blanco de la lucha por el título.

El brasileño Casemiro adelantó con un cabezazo al equipo de Santiago Solari (25), pero en una gran segunda parte del Girona, los catalanes voltearon el marcador con golea del uruguayo Cristhian Stuani, de penal (65) y Cristian Portugués ‘Portu’ (75).

El Real Madrid, que además acabó con 10 por la expulsión, por doble amarilla, de su capitán Sergio Ramos (90) ve cortada su racha de 7 victorias y un empate en los ocho últimos partidos disputados (contando todas las competiciones).

“Es una pena, se nos escapan puntos, y los rivales directos ganaron, entonces nos alejamos”, lamentó tras el partido el técnico blanco Santiago Solari.

” Veníamos de una muy buena racha y veníamos recortando puntos. Ahora tendremos que seguir esforzándonos, nos quedamos un poquito más lejos que ayer”, añadió.

La última derrota en La Liga era el 2-0 encajado en el Bernabéu contra la Real Sociedad el pasado 6 de enero.

Tras este resultado, el Real Madrid se aleja de la lucha por el título al quedar a 9 puntos del Bercelona, que el sábado ganó por 1-0 al Valladolid, y a dos del Atlético de Madrid, que también se impuso por la mínima en su visita a Vallecas.

 ‘FALTA DE LUCIDEZ Y ENERGÍA’

Solari atribuyó la derrota a la “falta de lucidez y energía” tras los últimos partidos. “El desgaste no es solamente físico, es mental, de concentración, son muchos factores, evidentemente venimos de un tramo importante de muchos partidos seguidos y muy duros”.

Tras tres salidas consecutivas muy complicada salvadas con dos victorias (ante Atlético en Liga y Ajax en Champions) y un empate (frente al Barça en semifinales de la Copa del Rey), la visita del Girona era, a priori, el partido más sencillo para el Real Madrid en las últimas semanas.

Por ello, Solari decidió dar descanso a hombres importantes como Luka Modric o Vinicius, aunque el joven brasileño tuvo que entrar en la segunda parte, cuando el Real Madrid buscaba ya el empate a la desesperada.

La entrada de Vinicius dio algo más de mordiente al Real Madrid, pero los blancos ya no pudieron ni siquiera forzar el empate.