Diario del Cesar
Defiende la región

Ordenan matar a quien viole la cuarentena

306

El presidente Rodrigo Duterte obtuvo la semana pasada “poderes especiales” del Congreso para lidiar con la pandemia y avisa a los infractores: “A cambio de causar problemas, te enviaré a la tumba”

A Rodrigo Duterte nunca le ha temblado el pulso a la hora de mandar a la policía que apriete el gatillo. Primero, en su particular guerra contra las drogas. “Eres libre de matar a todos los que estén relacionados con el narcotráfico”, dijo hace unos meses el presidente de Filipinas al jefe de la policía de la ciudad de Bacolod. Ahora, el mismo mensaje, el de “disparar a matar”, lo lanza señalando a todos aquellos que se saltan la cuarentena por el coronavirus.

La mayoría de países golpeados por la pandemia han optado por sanciones económicas para los ciudadanos que no cumplan el confinamiento en casa. Otros, ante la resistencia de algunos a quedarse encerrados, aplican duras detenciones. Y en los regímenes más autoritarios, como China, no hace falta ninguna de las dos cosas porque el miedo y los controles vecinales hacen que la gente ni se plantee incumplir las normas.

El miércoles por la noche, en un discurso televisado, Duterte no titubeó. “Mis órdenes son para la policía y el ejército, si hay problemas o surge una situación en que la gente pelea y sus vidas están en peligro, disparen a matar”. Y prosiguió: “Que esto sea una advertencia para todos. Siga al gobierno en este momento porque es fundamental que tengamos orden”.

Manila, la capital, está paralizada. Su Bolsa fue la primera en el mundo en cerrar sus puertas por una pandemia que ya ha dejado en este país 2.311 contagiados y, al menos, 96 muertos. Un bloqueo -que entró en vigencia el 15 de marzo- que ha provocado una ola de miedo, especialmente entra la población más pobre. Si ya tienen poco, el confinamiento total les dejará sin nada.