Diario del Cesar
Defiende la región

‘Fracking no genera sismos y es necesario’

243

El presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo dijo que la fracturación hidráulica es necesaria.

El debate está planteado desde hace rato. Y el reciente informe de una Comisión de Expertos lo puso sobre la mesa: el fracking

Hace poco la Asociación Colombiana del Petróleo le formuló un llamado al presidente Iván Duque para que impulse el desarrollo de los yacimientos no convencionales a través de la técnica del ‘fracking’, tras advertir que de no hacerlo Colombia perdería su autosuficiencia en ese importante sector.

El presidente de ese gremio, el exministro Francisco José Lloreda, sostuvo que la explotación de este recurso y “la diversificación o transición energética no es incompatible con el desarrollo responsable del petróleo y el gas”.

Recordó que “así lo han entendido varios países, entre ellos, Arabia Saudita, Emiratos, Rusia, Estados Unidos, Noruega, Reino Unido, Canadá, China, Argentina y Perú. Estos y otros países tienen claro que al tiempo de impulsar las renovables, deben continuar desarrollando sus hidrocarburos”.

El Presidente de la ACP, al intervenir en la Primera Cumbre del Petróleo y Gas, sostuvo que esa tecnología es necesaria ya “que las reservas probadas de crudo en Colombia languidecen, pues están en 1782 millones de barriles que alcanzan para 5 ó 6 años, mientras la exploración no despega, van 30 pozos exploratorios de los 65 programados para este año”.

Frente a la posición de los ambientalistas que dicen que el ‘fracking’ es riesgoso para las fuentes de agua— subrayó que “decidimos desarrollar los yacimientos no convencionales hace diez años, pero no hemos iniciado la fase exploratoria y todos los días se presentan nuevas talanqueras, basadas en información falsa sobre los riesgos e impactos”.

Enfatizó que frente al tema existe “una interpretación errada y absurda del Principio de Precaución, que de aplicarse con igual rasero en el país conduciría a prohibir cientos de productos y varias actividades económicas” de toda índole.

 

UNA INDUSTRIA ACORRALADA

El exministro Lloreda insistió en que debido a las actuales políticas “las empresas (petroleras) que están produciendo en tierra firme, todas, están confinadas a los terrenos que conocen, exprimiendo unos campos viejos y en declive, para sostener una producción de crudo de corto plazo”.

Agregó que debido a tales circunstancias “la mayoría de las compañías no quieren correr riesgos en áreas nuevas, lidiar con licencias, consultas, chantajes y bloqueos. Están acorraladas, es la realidad, en un país que sufre de miopía severa: de un cortoplacismo alarmante e irresponsable”, dijo.

Indicó el dirigente gremial que ante la falta de nuevas opciones (como el ‘fracking’), Colombia está importando hoy el 20% de los combustibles, pues “la capacidad de refinación se quedó corta —tampoco hay un volumen de petróleo en perspectiva que sugiera a ojo cerrado ampliar la capacidad existente—, ni señales hacia una liberación gradual, que garantice un abastecimiento de líquidos competitivo”.

Destacó que pese a ello, “las empresas extranjeras quieren invertir en Colombia, pero el nuestro es un país difícil. No significa que otros no lo sean, pero tienen otro potencial”.

Puso de presente que “si seguimos como vamos, (las empresas) irán dejando de invertir: ya lo están haciendo y se podría llegar a una inexorable estatización de la industria”.

 “Nos quedaremos —añadió— “con Ecopetrol, una gran empresa que mantendrá su producción un tiempo gracias a los proyectos de recobro y la política de reversión de campos; crecerá aún más su participación en una producción menguada y en declive según las proyecciones de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, ANH”.

Finalmente, señaló que es clave “defender la industria y el desarrollo responsable de los métodos no convencionales; y si bien creemos que el país y las empresas están preparadas para iniciar la fase exploratoria, entendemos la decisión de conformar una comisión de expertos, que evalúe el tema y aporte recomendaciones”.

Por otro lado el doctor Francisco José Lloreda, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, habló con LA FM de la Comisión interdisciplinaria independiente de especialistas, que recomendó avanzar “con proyectos pilotos integrales de investigación con técnica de fracturación hidráulica propuestos en los programas exploratorios”.

La fracturación hidráulica a la que hace énfasis el informe (conocido en inglés como fracking) consiste en la técnica para posibilitar la extracción de gas y petróleo del subsuelo. Según Lloreda, los beneficios económicos y sociales en zonas donde se han adelantado este tipo de ejercicios son buenos. “Las empresas que están en Colombia listas están preparadas para hacerlo”, señaló.

SegúnLloreda, Colombia pierde si no se adelantan labores de fracking. “Aquí lo que está de por medio es la seguridad energética del país, la sostenibilidad fiscal del país porque nos estamos quedando sin reservas de petróleo y gas. La única salida cierta de corto es el desarrollo responsables de los yacimientos no convencionales”, dijo.

De acuerdo con la Comisión interdisciplinaria independiente de especialistas “cumpliendo unos requisitos, se puede avanzar

con proyectos pilotos integrales de investigación con técnica de fracturación hidráulica propuestos en los programas  exploratorios”.  El presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo dijo que la actividad de fracking en Colombia no genera sismos ni afecta el agua porque, aseguró, la técnica sugiere medidas de precaución.

 

La Comisión interdisciplinaria aclaró, con estos puntos, el alcance de su determinación

  • Las recomendaciones del grupo interdisciplinario de especialistas no son vinculantes para el Gobierno.
  • Se examinaron aspectos del proceso de exploración únicamente (no explotación) y estos fueron el resultado de las preocupaciones expresadas por las comunidades de los territorios donde hay proyectos exploratorios en el Magdalena Medio.
  • Durante los últimos tres meses, la Comisión ha analizado los diferentes aspectos alrededor de la técnica de fracturamiento hidráulico en pozos horizontales: impacto geológico, sísmico, ambiental, económico, social, y los riesgos asociados a esta actividad.
  • El grupo de especialistas está integrado por 11 académicos nacionales y 2 internacionales en diversas disciplinas como geología, medio ambiente, hidrogeología, sismología, salud, regulación y política petrolera, ecosistemas, entre otras.
  • La metodología del estudio incluyó visitas a las comunidades en la zona del Magdalena Medio para escuchar sus inquietudes. También se escucharon las opiniones de grupos de interés en el tema.
  • Los proyectos pilotos integrales de evaluación que están propuestos en la etapa exploratoria deben ser experimentales, controlados y transparentes, deberán contar con una verificación independiente y con la participación de las comunidades.
  • El grupo de especialistas recomienda al Gobierno que en los proyectos pilotos integrales de investigación establecidos se deben cumplir varias condiciones durante las etapas de exploración, antes de tomar alguna decisión sobre la explotación o no de yacimientos no convencionales con la técnica de fracturamiento hidráulico.

El trabajo de la Comisión se adelantó solo en ‘roca generadoras’ (lutita) y no en gas metano asociado al carbón ni otro tipo de yacimientos no convencionales. El grupo interdisciplinario de especialistas recomendó una serie de actividades que se deben ejecutar durante la implementación de los proyectos pilotos integrales de investigación, los cuales deben ser netamente experimentales. Estos son:

  1. Se debe complementar la línea base de información ecosistémica, hidrogeológica y de sismicidad asociada al PPI.
  2. Gestionar la licencia social para la exploración y explotación con técnica de Fracking. En este sentido deberán tenerse en cuenta los siguientes aspectos:
  3. Identificar y gestionar los pasivos ambientales generados en el área de influencia del PPI.
  4. Garantizar la participación informada de las comunidades en el PPI
  5. Definir mecanismos de participación comunitaria en caso de definir fracking comercial
  6. Hacer el diagnóstico y tomar las acciones para hacer la gestión de recursos públicos en las zonas productoras
  7. Definir mecanismos para identificar las utilidades a ser transferidas a las comunidades por eventual Fracking comercial y su uso para la gestión de territorios sostenibles con claros indicadores de desarrollo local.
  8. Identificar las condiciones de fortalecimiento institucional requeridas para tener capacidad de seguimiento y control al nivel de las mejores prácticas internacionales (ANLA, ANH, SGC, IDEAM, CAR, INS, ICAN y todos como un sistema que funciones armónicamente).

Sobre la observancia del principio de precaución y un posible tránsito a la exploración y explotación comercial, el grupo interdisciplinario de especialistas hace las siguientes recomendaciones:

– Contar con la licencia social.

– Analizar la oferta y demanda de recursos naturales (agua, suelos, biodiversidad, etc.)

– Disponer de información biofísica suficiente para manejar niveles de riesgo satisfactorio para las comunidades.

– Contar con la capacidad institucional requerida para asegurar el cumplimiento de la normatividad ambiental y el adecuado uso de las tecnologías de mínimo impacto.

– Contar con una descripción de la tecnología especifica que se pretende utilizar en cada caso (incluidos químicos).

– Verificar capacidad del operador para asumir responsabilidades, sanciones y compensaciones por impactos ambientales previstos y no previstos.

– Contar con condiciones de desarrollo institucional para la gestión del desarrollo socioeconómico y la gestión de territorios sostenibles.

– Disponer de información en línea de todas las actividades, sus resultados e impactos.

– Adoptar mecanismos comunitarios de veeduría y seguimiento.