Diario del Cesar
Defiende la región

Despedida enfermera que denunció la falta de pago de salarios

613

La mujer que se atrevió a denunciar las condiciones laborales en las que vienen trabajando varios empleados de las clínicas de propiedad de los hermanos Jaime y Carlos Arce, asegura que el motivo de su despido fue precisamente atreverse a denunciar

Pese a que pidió protección de identidad y de que los medios de comunicación que publicaron su testimonio, omitieron su nombre y ocultaron su rostro y voz; la enfermera que denunció los abusos e incumplimientos de pago por parte de los hermanos Carlos y Jaime Arce, fue despedida sin justa causa.

Según la ahora exempleada de la Clínica Médicos de Alta Complejidad, de propiedad de Carlos Arce, la única razón por la que pudieron haberle terminado su contrato como enfermera fue el hecho de haber denunciado las injusticias sufridas como empleada de los llamados ´zares´ de la salud.

“En la entrevista yo advertí que si alguien se atrevía a denunciar lo botaban, por lo que pedí que protegieran mi identidad y así lo hicieron este periódico y el noticiero Red Más Noticias.  Sin embargo, al día siguiente de la publicación de la nota en televisión, me llamaron, me avisaron que estaba despedida sin justa causa y me pidieron que me fuera inmediatamente de la clínica”, contó decepcionada la mujer.

Según Luis Avendaño, abogado que lleva varios procesos en contra de las empresas de las que son propietarios los hermanos Arce, este hecho y otros casos denunciados por la enfermera en los medios de comunicación se configura como en una persecución laboral.

LAS DENUNCIAS

Este medio de comunicación registró la decisión de los empleados de las clínicas Médicos de Alta Complejidad, Médicos Limitada y Clínica de  Valledupar, de cesar actividades hasta que los propietarios de estos centros de salud cumplieran los compromisos de pago que habían pactado e incumplido.

Según lo indicado por la enfermera, en una reunión celebrada para acordar la manera como Carlos Arce se pondría al día con los salarios, este les indicó que “con las glosas de la Clínica él podría ponerse al día, pero que si necesitábamos dinero, lo mejor era que nos consiguiéramos un marido con plata”

Además, aseguró la mujer que tanto el lujoso vehículo adquirido por Jaime Arce, como la compra de la Clínica del Norte en Barranquilla, son pruebas fehacientes de que los hermanos Arce sí tienen maneras de cancelarles la deuda que corresponde a 15 días del mes de enero, el mes de febrero, primas de mitad de año, noviembre, diciembre más las primas de diciembre; lo que suma más de cinco millones de pesos, en el caso de la denunciante.

POR EL LADO ARCE

En aras del equilibrio informativo, este medio de comunicación intentó comunicarse en reiteradas oportunidades con los hermanos Jaime y Carlos Arce, además, con la intención de que, si era preciso, estos se defendieran de la lluvia de señalamientos que cae sobre ellos desde que el programa Séptimo Día publicó un informe en el que se develó la penosa muerte de 16 neonatos en la Clínica Integral de Emergencias Laura Daniela, y que ha seguido con varias denuncias en contra de los propietarios de la mayoría de clínicas de la ciudad.

Aunque la comunicación no fue posible con Jaime, su hermano Carlos respondió la llamada, pero al preguntársele por las denuncias hechas por varios empleados de las Clínicas de su propiedad, este respondió lacónicamente que no diría nada a los medios, que si sus empleados tenían alguna queja, intentaran solucionarla en la Oficina del Trabajo.

Por: DANIELA CÁRDENAS SEOANES