Diario del Cesar
Defiende la región

Definirán si condenan o no a mecánico acusado de asesinar a pimpinero

238

Un nuevo fracaso tuvo la audiencia de alegatos de conclusión del proceso que se adelanta en contra de un mecánico sindicado de asesinar a un pimpinero, en hechos ocurridos en La Paz, Cesar, por cuenta de la incomparecencia de su defensor y de que los custodios del Inpec encargados de su traslado al complejo judicial de Valledupar no cumplieron con esa tarea.

El acusado en este caso es Miguel Ángel Salas Curiel, de 32 años, señalado como autor de los delitos de homicidio agravado y fabricación, tráfico y porte ilegal de armas de fuego o municiones, que le son endilgados por la Fiscalía 9 Seccional, adscrita a la unidad de vida.

Debido al fracaso, el Juzgado Primero Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento, que adelanta el proceso, decidió reprogramar la diligencia para las 10:30 a. m. del próximo 28 de febrero. Ese día cada una de las partes realizará su última argumentación para convencer a la juez sobre si debe condenar o absolver al antes mencionado por el hecho que se investiga, ya que en esa citación se definirá el sentido de la sentencia.

Según la teoría del acusador, el también oficios varios sería el responsable del homicidio de Benjamín Sierra López, ocurrido el 16 de noviembre de 2014, frente a la vivienda ubicada en la carrera 8 #10-60 del barrio Fray Joaquín del municipio antes mencionado, donde el vendedor de combustible fue abordado por dos sujetos que se movilizaban en una motocicleta y le propinaron varios disparos que lo hicieron morir inmediatamente.

 

DICE QUE LO CONFUNDEN

Durante la última vista pública, donde la defensa presentó a sus últimos tres testigos, el mecánico decidió romper el silencio y actuar como su propio testigo para asegurar que estaba siendo confundido con quien sí sería el protagonista de ese crimen, pero que para ese momento y hora precisa, no se encontraba cerca del lugar donde perdió la vida el pimpinero oriundo de La Paz.

No obstante, familiares de la víctima aseveran que luego de que los malhechores huyeron en la moto, tomaron rumbo hacia el balneario El Chorro, donde aprovechando la oscuridad del sector y de la noche, abandonaron el vehículo.

Así también, que el acusado se cambió la camiseta para pasar desapercibido mientras salía del pueblo, pero un primo del occiso lo reconoció, lo observó cuando se montó en una mototaxi y dio aviso a sus parientes, que pudieron interceptarlo en la salida del municipio y de no ser por la intervención de la Policía, lo habrían linchado.