Diario del Cesar
Defiende la región

Pavimentar 800 metros, mejoraría la movilidad

288

La zona norte de Valledupar ha venido creciendo en los últimos años de manera constante.  Nuevas unidades residenciales, instituciones educativas y centros comerciales se aprecian en este punto de la capital del Cesar, mostrando la expansión de ese sector de esta capital.   Sin embargo, muchos cuestionan que las vías no estén acorde a este nuevo ritmo de la ciudad.  Este sería el ‘lunar’ de este desarrollo y avance que se está tomando a Valledupar, debido a que impacta negativamente la movilidad.   Uno de estos casos puntuales lo denuncian habitantes de los múltiples conjuntos residenciales del sector quejoso, como Club House, Las Margaritas, Hiraca, los Villa Ligia y Rosario Real quienes manifiestan desesperación con los grandes trancones que se forman, sobre todo en horas ‘picos’ y a las salidas y entradas de los colegios.

Sin embargo, y dicen no entender, porque si existe una posibilidad de aminorar este problema, la que llaman una ‘vía de escape’, no se ha tenido en cuenta.  Se refieren a la carrera 30 con calle 10, un tramo estimado en 800 metros, que frente a la situación expuesta, se ha convertido en la posibilidad de descongestionar los interminables trancones.   Este acceso comunica a la vía de La Pedrosa (centro recreacional), con los múltiples conjuntos residenciales que se han construido en los últimos años en el norte de Valledupar.  Sin embargo, está sin pavimentar.

 Orlando López, abogado y residente de la unidad residencial Rosario Real, le manifestó a DIARIO DEL CESAR su inconformismo por el estado de esta carretera.   “Los usuarios de esta vía necesitamos que el alcalde Augusto Daniel Ramírez Uhía  dirija su mirada hasta este lugar.  No es posible que nosotros en pleno siglo XXI aún tengamos trochas, sobre todo en un camino que se ha vuelto de alto tránsito, más que todo por padres de familias que se desplazan para dejar a sus hijos en los colegios cercanos”, resaltó el ciudadano.

Nereida Olivares, habitante de la unidad residencial Rosario Real, ubicado sobre este tramo sin pavimentar, dice que,  ellos (los habitantes de Rosario Real) son los principales afectados “por el abandono de la administración”, y le exige al alcalde de Valledupar, Augusto Daniel Ramírez Uhía, que se realice una recuperación oportuna de esta vía; “ha pavimentado muchas calles de Valledupar y esta no la ha tenido en cuenta”, indicó la ciudadana refiriéndose a los 180 kilómetros de vías que se han intervenido según la secretaría de Obras Municipal.

DIARIO DEL CESAR quiso conocer la postura de la Administración Municipal en Valledupar y saber por qué, si es “evidente esta necesidad”, se ha hecho caso omiso a pavimentar la carrera 30 con calle 10 la cual puede servir para reducir, significantemente, la congestión vehicular que se presenta.

“NO TENEMOS RECURSOS´

El secretario de Obras  Juan Pablo Morón, respondió que, “no tenemos recursos para esa vía”, por tal motivo no se ha realizado la pavimentación de esta zona de Valledupar, que el funcionario, asegura son cerca de 800 metros.  Sin embargo, además de la pavimentación, “se necesitan ceca de $5800 millones para implementar redes húmedas, espacio público y pavimentación en la carrera 30 con calle 10, pero son recursos de los cuales carece la administración”.  Las cosas así, este sería trabajo para un nuevo gobierno teniendo en cuenta que este, le queda poco tiempo.

Reveló además que, para poder terminar con las obras de pavimentación en la ciudad, se necesitan cerca de $200 mil millones, por tal motivo “aún existen muchos tramos que congestionan el tráfico, no están incluidos en las etapas a ejecutar”, aseguró.

LAS POSIBLES SOLUCIONES

El consultor en ingeniería de tránsito y transporte, Carlos Alberto Vega Maestre, le entregó a DIARIO DEL CESAR posibles soluciones para reducir la problemática vial que se presente día a día en este sector de Valledupar.   En primera medida, dice que, pavimentando la carrera 30 con calle 10 se puede se puede mejorar drásticamente la movilidad.  También indicó que, dando continuación al boulevard ubicado en Club House, se puede diseñar una vía que permita la conexión con la carrera 23 a la altura de Quintas del Country.  Esto, permitirá despejar la congestión.

Otra de las soluciones entregadas por el experto en movilidad, se centra en que los lotes tipo comercial y residencial que se encuentran en esta zona, puedan aportar al desarrollo urbanístico del sector.  “Se puede llegar a un compromiso con los propietarios de los predios para que adelanten un proyecto urbanístico.  Es decir, que con los impuestos entregados al municipio, puedan entregar nuevas vías”.

 

OTRAS SOLUCIONES

Carlos Alberto Vega, también señala que las vías  existentes pueden ser mejoradas en los puntos de conflictos donde se presenta saturación de tránsito, como: la intersección del condominio Palmetto, el colegio Gimnasio del Norte y el colegio Bilingüe, “y diseñar un proyecto geométrico de movilidad que agrande la capacidad de cualquier clase de vehículo”, esto, debe ser previamente analizado a través de un estudio de tránsito, indicó.  La implementación de glorietas, pasos a desnivel, canalización de giros y cambios en el sentido de la vía, son otras ideas agregadas por el experto.

Por último, indicó que se puede gestionar la demanda de tránsito para los usuarios de cualquier tipo de transporte: carros, motocicletas y bicicletas; y generar incentivos para que puedan transitar en lo posible, sin el medio de transporte “pero es un tema más de convivencia ciudadana”, aseguró.