Diario del Cesar
Defiende la región

‘Maduro ya está advertido, se va o lo sacamos’

247

El presidente estadounidense, Donald Trump, volvió a advertir este que evalúa “todas las opciones” para solucionar la crisis en Venezuela, a la vez que destacó que el gobierno de Nicolás Maduro comete un “terrible error” al impedir la entrada de ayuda humanitaria internacional.

Al inicio de su encuentro con el mandatario colombiano Iván Duque, otro enemigo declarado del gobierno de Caracas, Trump lamentó lo “triste” de la situación en Venezuela y dijo tener “un plan B, y C, y D, y E, y F” para resolverla.

Estados Unidos encabeza la lista de unos cincuenta países que reconocen al jefe parlamentario Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, y la ayuda humanitaria enviada por Washington está en el centro del pulso entre el líder opositor y Maduro.

El presidente colombiano también insistió este miércoles en la necesidad de mantener la presión sobre el gobernante socialista.

“Guaidó tiene un fuerte apoyo y necesitamos brindarle un apoyo aún más fuerte (…) para liderar la transición en Venezuela”, declaró Duque. “Creo que los días de esta dictadura están a punto de terminar, y tenemos que seguir trabajando en eso”.

 Estados Unidos y Colombia impulsan la salida de Maduro, cuyo mandato consideran “ilegítimo” y al que responsabilizan de la debacle económica que vive la otrora potencia petrolera. Unos 2,3 millones de venezolanos huyeron del país desde 2015, según la ONU, en medio de la escasez de medicinas y la hiperinflación que hace impagables muchos alimentos.

Trump no descarta una intervención militar en Venezuela, pero Duque ha rechazado esa opción y aboga por aumentar la presión diplomática para que Maduro deje el cargo y permita que un gobierno de transición organice elecciones “libres y justas” lo antes posible.

Colombia, que comparte 2.200 kilómetros de frontera con Venezuela, ha recibido a 1,1 millones de migrantes de ese país. Estados Unidos le ha ofrecido a su estrecho aliado en la región más de 92 millones de dólares para atender la ola migratoria.

LA AYUDA HUMANITARIA

Un cargamento de asistencia humanitaria enviado por Estados Unidos se encuentra desde hace seis días en un centro de acopio en la fronteriza ciudad colombiana de Cúcuta, pero el gobierno de Maduro ha rechazado recibirla por considerarla un primer paso para una intervención.

Maduro niega que haya una “emergencia humanitaria” y culpa de la falta de medicinas y alimentos a duras sanciones estadounidenses.

Pero el martes, Guaidó desafió a Maduro ante una multitud de seguidores anunciando que la ayuda ingresará “sí o sí” a territorio venezolano el 23 de febrero.

En esa fecha límite se cumple un mes desde que Guaidó se autojuramentó presidente interino, luego de que el Congreso declarara “usurpador” a Maduro por considerar que fue reelegido fraudulentamente.

El puente binacional de Tienditas, cercano a donde se encuentran almacenados los alimentos y medicinas enviados por Estados Unidos, fue bloqueado por militares venezolanos con dos enormes contenedores de carga y una cisterna.

Buscando quebrar a la Fuerza Armada, sostén del gobierno, Guaidó ofreció amnistía a los militares que desconozcan a Maduro y les advirtió que impedir el paso de alimentos y medicinas es un “crimen de lesa humanidad”. Aunque la cúpula militar ha reiterado su apoyo al gobernante socialista.

 

CERCO DIPLOMÁTICO

El Presidente de la República, Iván Duque, reiteró desde Estados Unidos –donde se encuentra en visita oficial de trabajo– su compromiso de avanzar en el cerco diplomático al régimen de Nicolás Maduro, en Venezuela, y garantizar que la ayuda humanitaria con alimentos y medicamentos llegue a los venezolanos.

“Seguimos avanzando en el cerco diplomático a la usurpación de la dictadura, y que el pueblo venezolano pueda volver a acariciar la libertad y soñar con un nuevo mañana”, aseguró este miércoles el Jefe de Estado, en el primer día de su agenda en la ciudad de Washington.

La afirmación del Mandatario se dio luego de una reunión con el Embajador de Venezuela en Estados Unidos, Carlos Vecchio, designado por el Presidente interino del vecino país, Juan Guaidó.

“Esta ha sido una reunión muy importante donde hemos reiterado el compromiso de Colombia para seguir apoyando a los hermanos venezolanos que han huido de la dictadura, buscando refugio en nuestro país”, enfatizó el Presidente.

Acompañado del Embajador Vecchio, el Presidente Duque no ahorró palabras para expresar que “Venezuela está viviendo, hoy, la peor crisis humanitaria que se haya visto en la historia reciente de Latinoamérica”.

 “Una dictadura oprobiosa está, inclusive, impidiendo que llegue ayuda humanitaria que es, además, un crimen de lesa humanidad”, aseveró.

En ese sentido, el Jefe de Estado hizo un llamado a la comunidad internacional a que se “busquen todas las herramientas que estén a disposición, para que Venezuela pueda salir de la dictadura e iniciar esa transformación necesaria”.

El Mandatario resaltó que Colombia seguirá trabajando con los demás países del Grupo de Lima y con la comunidad internacional para que el cerco diplomático sea cada día más efectivo.

Así mismo, dejó claro que Colombia “hará todo lo que esté en sus manos para poder brindar ayuda humanitaria al hermano país”, la cual se seguirá recibiendo en “nuestras ciudades y nuestros centros de acopio”.

Sobre el mismo tema de la ayuda humanitaria, agregó que el propósito es garantizar que “pueda llegar a Venezuela, de la mano con la comunidad, que está preocupada porque lleguen medicamentos, alimentos y otros bienes y enseres”.