Diario del Cesar
Defiende la región

Líder social trans fue agredida con pico de botella

258

Kelsy Maireth Polo Núñez, mujer transexual, fue agredida con pico de botella por un sujeto que la discriminó por su orientación sexual y su identidad de género, momento en que se encontraba departiendo en un establecimiento comercial ubicado en el barrio San Martín, sur de Valledupar el fin de semana pasado.

El acto de intolerancia ocurrió el domingo anterior, promediando las 10:30 de la noche. Polo Núñez, presidente de la Asociación Trans del Cesar, fue valorada ayer por los médicos forenses del Instituto de Medicina Legal de la capital del Cesar, luego que las autoridades competentes, recibieran la denuncia que instauró por el ataque que recibió en el rostro que le dejó 32 puntos de sutura.

DIARIO DEL CESAR dialogó con la afectada conocida como ‘La Chava’ quien se encontraba acompañada de un miembro de la Policía del área de Derechos Humanos, tras activarse la ruta de prevención en protección y dijo que “fui agredida brutalmente por un homofóbico, un hombre que sin medir palabras me agredió en mi rostro, causándome estas graves heridas, con un pico de botella; ya lo tenemos identificado y he hecho las respectivas denuncias contra ese hombre sin corazón, sin piedad que  me atacó” sostuvo.

De igual manera narró el momento exacto que fue salvajemente herida. “Llegamos a un establecimiento a departir con algunos compañeros, como estamos en las fiestas carnestolendas, llegamos acompañados de otra chica trans, uno de los hermanos de la persona que me agredió, lanzó expresiones que no gustaba de maricas, que no gustaba de la población LGBT,  que iba  a buscar una pistola para darnos plomo, entonces lanzó una botella. Los compañeros con los que estábamos arremetieron contra él, que porque se metían con nosotros sino estábamos haciendo nada” puntualizó la lastimada.

Recalcó que en el instante que abandonaba el lugar y se dirigía hacia su vivienda localizada en la citada zona, uno de los sujetos con quien sostuvo el alegato, segundos antes de cortarle la cara, le lanzó la expresión ‘no gusto de maricas’ y después se dio a la huida a bordo de una motocicleta.  “Quiero que este caso de homofobia no quedé impune. Esto me marcó la vida en dos, porque no volveré a ser la misma de antes” concluyó.

Esperanza Hernández, directora ejecutiva de Fundación Matices, entidad que trabaja en pro de los sectores vulnerables de LGBT dijo frente a este caso, “nuestra líder emblemática que trabaja el tema transgenerismo, es el reflejo de sociedad transfóbica y  homofóbica que requiere una inversión estatal. Esto fue una agresión por ignorancia, producto de una cultura machista; hago un llamado al ministerio público, a la personería y al alcalde para que apruebe la política pública de equidad de género, porque contiene 67 acciones afirmativas que ayuden a bajar los indicadores contra la violencia de la mujer transgénero” concluyó.

El próximo 18 de febrero, la comunidad LGBT tiene programada un plantón en un punto estratégico de esta ciudad, con el fin de rechazar los actos violentos del cual han resultado víctimas algunos de sus integrantes.