Diario del Cesar
Defiende la región

Ollas y tapas sonaron durante el ´cacerolazo´

542

Por:
Eduardo
Moscote Sierra

Desde las 5  p. m. los sonidos de ollas, calderos, tapas que golpeaban con cucharas comenzaron a sentirse en la plazoleta de banderas de la Gobernación del Cesar.  Era el anuncio  de que en la capital cesarense, el magisterio, líderes sindicales y estudiantes se habían unido al cacerolazo nacional 2020, continuación de las protestas adelantadas desde el 21 de noviembre del año anterior.

Alrededor de 100 personas se dieron cita en el lugar. Tumbar las reformas pensionales y laborales, atención al gremio docente y protección a líderes sociales ante la alarma por 21 muertes en el país durante el presente año, fueron las pretensiones que los cesarenses le enviaron al Gobierno Nacional.

“Abajo el ‘paquetazo de Duque’”, se escuchaba en las arengas, buscando alzar la voz y demostrar que el paro nacional seguirá en las calles hasta no encontrar solución.

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Fecode, líderes comunales, sindicatos y miembros de Aduscesar participaron del plantón.

Jorge Luis Riveros Larios, presidente de esta última sectorial expresó que el Cacerolazo le está demostrando nuevamente al presidente el descontento ante las ganas de no negociar con el sector.

“Tienen unas reformas pensionales lesivas para la clase obrera trabajadora, piensan desmotar la prima media y aumentar la edad y base de cotización.  Permitirán la contratación por horas eliminando dominicales, horas extras y festivos”.

 ‘UN LÍDER ASESINADO POR DÍA’

Uno de los temas que con afán los protestantes reclamaron, fue el aumento de asesinatos a líderes sociales y comunales en Colombia.  A la fecha van 21 víctimas, lo que dice el presidente de la CUT, Jhonny González, sería una por día.

No obstante y frente a los llamados de ‘auxilio’ del gremio, dice González que el Gobierno Nacional se hace el de la ‘vista gorda’ y no ha entregado garantías necesarias.

Recordó que otros de los atrasos que llegan con las políticas de Duque Márquez, es el aumento salarial de solo el 6% mientras que el IVA llegó a 16%, lo que supone “que el poder adquisitivo de los colombiano decreció este año”.

POR POCO Y HAY DESMANES

Aunque no se tuvo presencia de encapuchados, e inicialmente se acordó un Cacerolazo en la Gobernación del Cesar, el ‘plan B’ improvisado de los marchantes fue taponar parte de la diagonal 21 con calle 16, alterando el tráfico y generando alertas en los oficiales de Policías que se encontraban custodiando la actividad.

Aunque pacíficamente los protestantes decidieron obstruir el paso de vehículos ejerciendo presión en el desarrollo del cacerolazo, la situación fue controlada por las autoridades.

De manera extraoficial el medio de comunicación conoció que “los asistentes solo tienen permiso de hacer el plantón en la plaza de banderas, no se les impide porque están en su derecho y nosotros en protegerlos, pero debemos también garantizar el orden para quienes no participan”.

OPINIONES

DIARIO DEL CESAR dialogó con algunos líderes asistentes al cacerolazo nacional 2020.  Miedo, fue el sentimiento que expresaron sentir ante los terceros que están en búsqueda de silenciar a quienes defienden los derechos humanos.

Sin embargo, esperan que con estas movilizaciones el Estado logre enfrentar la situación.

Dairo Bayona, miembro del movimiento ciudadano Atrévete dijo: “Protesto por todo el desgobierno que hay, por las malas políticas del Gobierno Nacional”.

Por su parte, Luis Fernando Lara, líder social: “Participamos porque creemos que es la única forma de que el Gobierno Nacional nos escuche y detenga todo el asesinato a líderes sociales, esperamos que el presidente considere sus políticas represivas”.

Por último, Ángel Campo Gómez, representante legal de la fundación campesina afrodescendiente del Cesar: “Estamos en contra de la reforma tributaria que vienen en el ‘paquetazo de Duque’, son una serie de incumplimientos que ya hay desde la máxima autoridad”.