Diario del Cesar
Defiende la región

‘El Niño’ comenzó a golpear al Cesar

310

Municipios como Aguachica, Astrea, El Paso, El Copey, Becerril, Manaure, Codazzi y el corredor minero, los más afectados.

El secretario de Ambiente departamental, Andrés Arturo Fernández, manifestó que el Cesar se encuentra en un momento “crítico” debido a la variabilidad climática producida por el fenómeno de El Niño.   “Se han venido  una serie de fenómenos naturales que traen consigo afectaciones en la salubridad, el medio ambiente y el diario vivir de los cesarenses”, comentó el funcionario.

  Los impactos de la temporada seca que se intensifican con la llegada del fenómeno El Niño, según reporta el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, ocasiona la reducción de lluvias y aumento de las temperaturas en Colombia.

Específicamente en el Cesar, el desabastecimiento de agua y los incendios forestales son las principales consecuencias de esta temporada de sequía, que se han presentado con mayor intensidad en varios municipios como Aguachica, Astrea, El Paso, El Copey, Becerril, Manaure, Codazzi y el corredor minero.

“El fenómeno El Niño está coincidiendo con un periodo de sequía, lo cual ha hecho que se recrudezca la aridez, provocando focos de incendios. Tenemos un registro hasta la fecha de 86 incendios para un total de 2020 hectáreas afectadas en Cesar”, dijo el subdirector de Corporación Autónoma Regional del Cesar, Corpocesar, Antonio Rudas.

Asimismo, manifestó que la presencia de esta variabilidad climática afecta directamente los cultivos de palma, cacao y café, los cuales atraviesan por una situación de marchite por el déficit del recurso hídrico; “todo lo que se conoce como cultivos transitorios están prohibidos en este momento, inclusive el cultivo de arroz, porque el agua tiene que ser prioritaria para el consumo humano”, estás medidas, se implementan, según el funcionario, para prevenir que el departamento continúe presentando afectaciones provocadas por la temporada de El Niño.

EL CESAR ESTÁ EN  ESTADO “CRÍTICO”

El secretario de Ambiente Departamental, Andrés Arturo Fernández, afirmó que el departamento se encuentra en un estado “crítico” debido a la temporada de sequía. “Se han venido una serie de fenómenos naturales que traen consigo, afectaciones en la salubridad, el medio ambiente y el diario vivir de los cesarenses”, comentó.

Fernández, también aseguró que las cuencas hídricas que abastecen los acueductos municipales en Manaure, Gamarra, Chiriguaná, Tamalameque, Codazzi y otros puntos del Cesar, han disminuido el caudal del agua notablemente; “algunos ríos secos son una realidad de nuestro medio ambiente”, aseveró el funcionario.  Estos problemas dejan entrever que, hasta el momento, el Cesar no está totalmente preparado para afrontar intensas temporadas de sequía.

MUNICIPIOS MÁS AFECTADOS

De acuerdo con la Oficina del gestión del Riesgo y Cambio Climático del departamento del Cesar, los municipios que con frecuencia sufren las consecuencias del fenómeno El Niño, a través de incendios forestales pertenecen a la zona minera y Aguachica, este último, además, continúa presentando alertas por escases del agua.

Entre tanto, Bosconia, Río de Oro, Gamarra y Astrea, también se encuentran en alerta por la escasez  del preciado líquido.  “En el municipio de Río de Oro se ha disminuido significantemente el caudal, lo que ha ocasionado que los habitantes se dirijan a pozos profundos para poder obtener el líquido”, reveló María José Páez, jefa de la Oficina del gestión del Riesgo del Cesar y Cambio Climático.

HABLAN LOS EXPERTOS

Las sequías posiblemente se extenderán hasta finales de febrero y los primeros días de marzo, fechas en las que se esperan las primera lluvias. Mientras tanto, José Jesús Rueda indicó que, el abandono en el que se encuentra el ecosistema del Cesar intensifica los daños que vienen con el fenómeno El Niño.  “Los árboles están descuidados, se secan por el abandono; el río Guatapurí es descuidado y es utilizado como basurero, y la inestabilidad con el agua, puede agravar incluso los sectores productivos del campo.  No hay hasta ahora un plan de contingencia para esta situación, o no lo han socializado”, hecho que según Rueda, puede fomentar el deterioro del espacios verdes del departamento.