Diario del Cesar
Defiende la región

 Cuerpo de Bomberos demandarán a miembros del Consejo de Oficiales

95

POR:
NINOSKA
REYES URDANETA

Ante la Fiscalía y la Procuraduría General de la Nación, bomberos de la línea de fuego del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Valledupar, interpondrán una acción legal contra los miembros del Consejo de Oficiales, por considerar que están obstruyendo la elección del comandante en propiedad, lo que mantiene a la institución sumergida en una crisis interna para su operatividad.

Horacio Paba, asesor jurídico de los bomberos línea de fuego, informó que los integrantes del Consejo de Oficiales están cometiendo una falta de orden estatutario, al anteponer intereses personales y entorpecer el proceso de elección del comandante.

Recordó que recientemente realizaron una reunión clandestina y nombraron a un comandante encargado, irrespetando la norma bomberil que no permite una figura temporal, por la potestad financiera que tiene en el funcionamiento de la institución.

Explicó el jurista que se activará una acción constitucional para reactivar el procedimiento de escogencia que el año pasado avaló a un solo candidato, dentro de las hojas de vida presentadas a la Secretaría de Gobierno Departamental.

“Está contemplada una acción apegada al debido proceso, porque se ha demostrado la existencia de situaciones anómalas por parte del Consejo de Oficiales, cuyos miembros han amañado el proceso de escogencia y quieren imponer a un comandante que no cumple con las exigencias de la norma bomberil”, dijo.

Sobre la posibilidad de perder la personalidad jurídica, Paba indicó que si está contemplada la posibilidad, sin embargo, se debe cumplir un proceso legal riguroso en el que la mayor actuación la Secretaría de Gobierno Departamental.

Ayer se vencían los dos días hábiles que el 9 de enero concedió el Gobierno departamental al Consejo de Oficiales conforme a lo establecido en el artículo 3 de la Resolución 1127 de 2018.

La advertencia fue anunciada a través de una misiva en la que se dejó claro: “So pena de incurrir en una falta con la ciudadanía y con la vulneración de los derechos fundamentales, la protección de los bienes y la conservación del medio ambiente por falta de celeridad de los procesos. Cuyos únicos responsables en este caso, son la máxima autoridad interna de la entidad bomberil, denominada Consejo de Oficiales”.

Jorge Iván Zuleta, coordinador Departamental de Bomberos, dijo por su parte, que como instancia departamental, ya se hizo el segundo requerimiento para que hagan la elección, y de incumplirlo se inicia el proceso administrativo de investigación, a través de la secretaría de Gobierno que tiene la facultad de inspección y vigilancia.

Ellos son un ente privado, pero cumplen un servicio público y son supervisados por el Estado. “Quisimos dejarlos que llegaran a un acuerdo, pero si incumplen con la norma, iniciaremos la investigación para la suspensión primeramente de su personería jurídica”, explicó.

Dijo que la Secretaría de Gobierno Municipal también iniciaría un proceso penal contra los miembros del Consejo de Oficiales, porque están omitiendo el deber que tienen con la ciudadanía y la integridad de la vida.

“A nosotros no se nos permite elegir una persona, solo evaluamos las hojas de vida de los aspirantes, y en este caso, una sola cumplió con las exigencias, y es quien debería ser electo, pero por conflictos internos no lo han hecho. Lamentablemente se desprenderán acciones legales para salvar esta institución que es prioritaria para la comunidad”, explicó.

Y SIGUEN LOS INCENDIOS

Mientras la situación interna del Cuerpo de Bomberos sigue su curso sin verse una salida a corto plazo, los incendios forestales siguen devorando los terrenos en el municipio de Valledupar, y los funcionarios bomberiles trabajando con las uñas y a la buena de Dios.

Tal como lo manifestó el sargento, Ariel Romero, comandante de la Brigada de Incendios Forestales, la última situación crítica que enfrentaron fue el incendio que afectó unas 100 hectáreas en la Finca Las Palmitas, zona rural de Valledupar, además de otros eventos en el área urbana del municipio.

Este caso se suma a los 83 que se han atendido en lo que va del mes de enero en esta localidad. “A pesar de la situación del Cuerpo de Bomberos de Valledupar, mientras tengamos combustible y vida para atender a la comunidad, lo haremos porque es nuestra razón de ser”.

Destacó que han estado trabajando con combustible donado por algunos ciudadanos. “Muchos de nuestros hombres pasan hasta once horas continuas de trabajo entre llamas y toman de la misma agua que utilizan para combatir las conflagraciones”, reiteró.

Destacó que todos los años se suscribe un convenio con Corpocesar para capacitaciones y compra de herramientas, pero a la fecha son montos muy insignificantes que poco ayudan a solventar la situación en materia de incendios forestales.

HABLA CORPOCESAR

Antonio Ruda, subdirector de Corpocesar, manifestó que la corporación se debe a unas actividades misionales que la norma define, es decir, existe un marco de competencias cuyo objetivo es prevenir los incendios forestales.

“No somos un grupo operativo que entre a apagar incendios, la misión es de prevención este tipo de eventos y la planeación del uso del territorio para evitar el riesgo”, explicó.

Detalló que la corporación cuenta con un Comité de Calidad del Aire que permite monitorear los incendios forestales. “Nuestros equipos de monitoreo comienzan a mostrar valores muy altos de contaminación por material particulado, el cual tiene una afectación terrible porque se destruye el ecosistema, hay efectos sobre la flora y la fauna; además de un riesgo sobre la infraestructura, incluso de servicios públicos, tomando en cuenta que los acueductos de todos los municipios del Cesar están en zonas rurales que son las más vulnerables a los incendios”, dijo.

ZONAS PELIGROSAS

Ruda agregó que en el Cesar los municipios El Paso, Valledupar, Bosconia y Aguachica son los más vulnerables a los incendios forestales, por presentar bosques secos y suelos áridos. También incluye el valle del río Cesar.

Solo hay una excepción a la regla, y es el municipio La Jagua de Ibirico, que a pesar de presentar una precipitación relativamente alta, en comparación con el norte del departamento, presenta un índice de incendios forestales de los más altos en este territorio.

Destacó el subdirector de Corpocesar, que hay preocupación porque este año inició la temporada seca antes de lo previsto. Los vientos tienen el efecto de secar la vegetación y se convierte en el principal combustible de las conflagraciones, por lo tanto, la corporación está en alerta máxima y en trabajo conjunto con el Comité Regional de Gestión de Riesgo.

Sobre los convenios con los cuerpos de bomberos del departamento, Ruda indicó que en todo el Cesar hay once firmados para apoyar el fortalecimiento institucional de los bomberos. “Sabemos que son unos recursos muy bajos, pero ya se está trabajando para aumentar los montos y de esta manera obtener mejores resultados”, afirmó