Diario del Cesar
Defiende la región

Activan plan de contingencia por incendios forestales

198

El Cesar está en alerta roja según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales. Este departamento tiene 78% de suelos desérticos, lo que indica que la incidencia climática es mucho mayor porque no existe protección.

POR:
NINOSKA
REYES URDANETA

Terrenos baldío ardiendo y una nube de humo alrededor, es el panorama que se ha estado observando durante los primeros días de la temporada seca en el departamento del Cesar, siendo Valledupar una de las zonas que se ha visto afectada principalmente en sus zona rurales. Hasta el fin de semana, un aproximado de83 quemas prohibidas e incendios forestales, se habían registrado en el municipio, según el Cuerpo de Bomberos de Valledupar.

Esta temporada, que se extenderá hasta los meses de marzo y abril, tiene en alerta roja a 875 municipios del país por la amenaza de incendios forestales, según Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

Es así como la oficina Departamental de Gestión de Riesgo del Cesar (ODGRC), activó una alerta con el fin de prevenir los posibles eventos en la entidad.

María José Páez, jefa de la ODGRC, informó que el Cesar entró dentro de las categorías de riesgo, en alerta roja, ante las amenazas de incendios por el descenso progresivo de humedad, altas temperaturas, aumento en la velocidad de los vientos y baja pluviosidad.

La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres ha reportado 58 eventos asociados a incendios forestales. Según un informe preliminar, desde el  inicio de la temporada seca (16 de diciembre) hasta la fecha, 678 hectáreas han sido arrasadas como consecuencia y el mayor número de conflagraciones están en Cundinamarca, con 22 eventos,  Boyacá (12) y Tolima y Meta (6).

SITUACIÓN EN VALLEDUPAR

Informó el  sargento Ariel Romero, comandante de la Brigada de Incendios Forestales de los Bomberos de Valledupar, que desde el inicio de la temporada seca, en el municipio se han atendido 83 llamados entre quemas prohibidas e incendios forestales.

Ayer se presentó un incendio forestal en la vía hacia el corregimiento de La Mesa, donde se quemaron dos hectáreas y media, además de otro en una finca en Aguas Blancas, donde resultaron afectadas unas 15 hectáreas aproximadamente.

Otras zonas rurales, como El Jaboy Los Calabazos, también han sido intervenidas por los bomberos, evitando que los incendios se conviertan en emergencias.

En el perímetro urbano de Valledupar se controló un incendio en Villa Catalina, frente a Altos de La Popa, el cual tendía a propagarse pero por fortuna se actuó a tiempo y la situación fue controlada sin mayores daños, explicó el sargento.

Reiteró Romero que es importante darle un parte de tranquilidad a la comunidad e informarle, que a pesar del conflicto interno por el que está atravesando la institución, los funcionarios operativos del Cuerpo de Bomberos de Valledupar seguirán atendiendo los llamados hasta que los recursos lo permitan. “Estaremos activos hasta cubrir el combustible con el que se cuenta. No podemos dejar que la ciudad se queme, es una convicción que nos mueve como bomberos y pase lo que pase, seguiremos operando”, reiteró.

PLAN DE CONTINGENCIA

Ante esta situación, la Alcaldía de Valledupar llevó a cabo el primer consejo municipal de Gestión del Riesgo, para establecer medidas y contrarrestar de manera oportuna los incendios forestales. El plan de contingencia por parte de la Administración Municipal, ya está activo y funcionando tanto en la zona rural y urbana de Valledupar, según lo informó Luis Enrique Galvis, secretario de Gobierno.

La reunión se realizó en compañía de la Jefe de Oficina de Gestión del Riesgo y Cambió Climático del Departamento del Cesar, María José Páez; delegada Departamental del Cuerpo de Bomberos, Clara Inés Rueda; coordinador Departamental del Cuerpo de Bomberos, Jorge Iván Zuleta, entre otros miembros del CMGRD.

“Quiero dejar un mensaje de tranquilidad a la comunidad, ya que nos ha dejado claro el Cuerpo Operativo de Bomberos que están en la disposición, voluntad, y tienen las herramientas necesarias para atender todas las emergencias.”, dijo Galvis.

78% DE SUELOS DESÉRTICOS

Miguel Ángel Sierra, biólogo y activista ambiental, manifestó que en el municipio no hubo prevención para esta temporada que es repetitiva todos los años. No hay orden y mucho menos herramientas para enfrentarla situación a la que se le suma el problema interno del Cuerpo de Bomberos de Valledupar.

 “La situación es de advertencia, organicen la casa, busquen los recursos y ayuden a la operatividad del Cuerpo de Bomberos que es bastante limitada. Estamos en una época supremamente seca, venimos de un cambio climático muy disímil, nos estamos enfrentando a cosas que aún desconocemos, de no tener brisa a tener unos vientos impresionantes, la variabilidad climática ha sido asombrosa y no se sabemos que viene”, dijo.

El Cesar es de bosque seco tropical y por naturaleza, desde diciembre hasta abril, el sol será inclemente y la brisa reseca mucho más el suelo; además de un segundo problemas que es el tema de las siembras de  los campesinos e indígenas,quienes con sus prácticas antiguas, queman para eliminar todo tipo de residuo vegetal y poder sembrar sin arar.

“Tenemos un problema de cultura y de falta de previsión. Cada día es más alta la tasa de desforestación en el Cesar, cuyo departamento tiene el 78% de suelos desérticos según el Ideam, es decir, que la incidencia climática es mucho mayor porque no hay protección”, afirmó Sierra.

Agregó que la idea es generar la alerta a las autoridades, quienes deben fijar mayor atención en el cambio climático, que es repetitivo y nunca nadie está preparado para esto.

ELEVAN ALERTA MÁXIMA

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) elevó la alerta máxima por alta ocurrencia de incendios forestales en varios departamentos del Caribe colombiano.

“Los municipios con alta probabilidad de incendios se encuentran localizados principalmente en los departamentos de La Guajira, Magdalena, Norte de Cesar, Bolívar y Atlántico”, indicó la entidad en un comunicado.

Gestión del Riesgo aseguró además que por lo pronto, no hay incendios forestales activos, pero se mantienen en alerta las autoridades por posible ocurrencia de estas conflagraciones.

En ese sentido, el Ideam indicó que “los municipios con mediana probabilidad de ocurrencia de incendios se encuentran localizados principalmente en los departamentos de Magdalena, Cesar, Bolívar, Norte de Sucre, Sur de Cesar y Atlántico, en la región Caribe; mientras que para la región Andina se encuentran algunos municipios en los departamentos de Norte de Santander, Suroriente de Cundinamarca y Norte de Huila”.

En la Orinoquia, según el Ideam, la amenaza especialmente se espera en dos municipios del departamento de Casanare.

Finalmente, los municipios con baja probabilidad de incendios, se encuentran al sur y occidente de la región Caribe, y en sectores del sur de Norte de Santander, suroriente de Cundinamarca y norte de Huila, en la región Andina y en el centro – norte de Caquetá, en la Amazonia.

¿CÓMO PREVENIR LOS INCENDIOS FORESTALES?

En vacaciones acampar en las montañas o los tradicionales paseos de olla en las orillas del río se convierten en los planes predilectos de muchas familias colombianas. No obstante, un descuido puede generar un desastre ambiental que puede perjudicar a la fauna y flora del sector.

Aparte de estos factores, debe tenerse en cuenta si en algunas zonas del país se presenta tiempo de sequía. De acuerdo con cifras de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo y Desastre – UNGRD – desde diciembre de 2018 hasta febrero de 2019 se destruyeron 23.900 hectáreas de bosques por incendios forestales, siendo Cundinamarca, Santander y Meta las regiones más afectadas en ese entonces.

Sobre este panorama, la Cruz Roja Colombiana hace un llamado a la prudencia y el cuidado de las especies, así como de su hábitat, en estas celebraciones. La entidad recomienda no arrojar elementos de vidrio o colillas de cigarrillo, ya que con las altas temperaturas, pueden generar un incendio.

Así mismo se sugiere que no se realicen fogatas o quemas que puedan salirse de control, retirar elementos inflamables como la gasolina almacenada, humedecer matorrales o arbustos para hidratar la capa vegetal en caso de que se de una ola de calor y recolectar residuos de forma correcta, en lugar de quemarlos.

RECOMENDACIONES

-No arrojar cerillos o cigarros encendidos en la carretera, principalmente en medio de la naturaleza.

-No tirar basura, botella o vidrios que propicien el efecto lupa con los rayos del sol.

-No hacer fogatas.

-No acumular basuras en los predios. Cuando visite zonas forestales asegúrese de recoger siempre la basura y residuos que puedan ocasionar una emergencia.

-Tenga siempre a la mano los números de emergencia para reportar cualquier situación de peligro.

132 Cruz Roja

144 Defensa Civil

119 Bomberos

123 Policía

-La preparación del suelo para actividades agrícolas en zona rural, por medio de quemas controladas; es una práctica nociva por su impacto al suelo y aire.