Diario del Cesar
Defiende la región

La jocosidad de ‘Poncho’, aditivo que lo mantiene joven

263

Es muy recurrente ver en redes sociales videos y chistes de ´Poncho Zuleta, un artista que pese haber pasado el ‘sexto piso’, se mantienen jovial, sonriéndole a la vida y lleno de un humor que lo hace excepcional, lo que es muy común en su familia.

Recientemente, es viral un video en el que se le ve en un avión escuchando y bailando reguetón, lo mismo hace en los escenarios que comparte tarima con artistas de ese género, incluso fue padrino del matrimonio de Mr. Black en cuya ceremonia cantó y bailó champeta.

En sus momentos de descanso suele cantar rancheras y hasta joropo se le vio bailando hace unos día cuando por su casa donde parrandeaba, pasaron unos músicos venezolanos de los que hay muchos en Valledupar, ‘rebuscándose’ la vida, tras la crisis de ese país, allí Zuleta bailó y cantó un emblemático tema llanero.

Otro tema recurrente, es el que bromea con los cuentos de su compadre Jorge Oñate, quien hace alarde de ser siempre y de tener lo mejor, hace unos meses cruzaron un par de videos ostentando cada uno las comodidades y calidades de los aviones donde se movilizan, al final ‘Poncho’ termina diciendo que Jorge Oñate será el mecánico de la nave suya.

Con estas jocosidades, Tomás Alfonso ‘Poncho’ Zuleta dice no conformarse con ser un sucesor de la vena musical que le dejaron sus antepasados, Cristóbal Zuleta, su abuelo; Emiliano, su papá; ‘Toño’ Salas, su tío; o  la vieja Sara, su abuela, sino que pretende la longevidad que los caracterizó en su paso terrenal, por eso ha predicado que morirá de viejo, muy a pesar de los accidentes y los problemas de salud que ha tenido.

‘El Pulmón de Oro’ siempre ha dicho que el humor lo mantiene joven, y que quiere morir de viejo, y vaticina que aún no ve cerca la hora del retiro a pesar de que a veces el trajín de la música fatiga un poco, pero la acogida y los aplausos de sus seguidores, le inyectan la inmunidad necesaria contra el cansancio.

Aquí, ‘Poncho’ canta champeta al lado de Mr Black, cuyo matrimonio apadrinó

 

SIGUE COMO EL PRIMER DÍA

En varias oportunidades ha quedado engavetada su renuncia, porque además, su corazón no le tolera la retirada, porque lo suyo son las parrandas, tarimas y clubes en donde entrega el alma en cada presentación.

“Yo me siento con mucha vitalidad, mucha energía y salud, máxime cuando en mi familia somos longevos, de manera que yo tengo que llegar a los 90 años como mi papá y todos los antepasados” aseguró  Tomás Alfonso.

Esta familia Zuleta, es la fundadora de la escuela con la mayor pureza en la interpretación autóctona, por eso ‘Poncho’, es un convencido de su riqueza polifacética, la que maduró al lado de su hermano Emiliano, con quien está separado musicalmente pero la sangre siempre llama y hacen la tarea independientemente para fortaleza de ese clan familiar.

Otra de las idoneidades de Tomás Alfonso está sembrada en sus capacidades de adaptación a cualquier alternativa generacional que lo requiera, nunca le ha temido al relevo cíclico  que comúnmente se viene presentando en el vallenato, y por eso accede sin temor y sin egoísmo al llamado que le hacen los nuevos grupos para que interprete con ellos alguna canción.

Con la dinámica y una jocosidad juvenil que contrasta con sus calendarios bien vividos, ‘poncho’ sí que le hace honor al santo de su onomástico, el patrón de Villanueva, Santo Tomás y a quien debe su nombre, por haber nacido el 18 de septiembre, por eso cuando dice su edad todos corean la frase de este apóstol:  “ver para creer”. Mientras él, felizmente sigue disparando humor por los poros, y como protagonista de escenas cargadas de risa y buena vibra.