Diario del Cesar
Defiende la región

Abogado se debate entre la vida y la muerte al caerle un árbol sobre su vehículo

232

MIGUEL ANDRÉS PEREA ARCIA, abogado de 29 años, permanece bajo pronóstico reservado en una clínica de esta ciudad, debido a las fuertes contusiones que recibió cuando un árbol cayó sobre la camioneta que conducía. El percance vial ocurrió en el norte de la capital del Cesar.

La intensidad del fuerte viento que sacude a Valledupar en los últimos días, provocó ayer en la mañana,  la caída de un árbol de caucho de varios metros de altura, sobre un vehículo en marcha al norte de la ciudad; el conductor, resultó gravemente herido y permanece bajo pronóstico reservado.

El siniestro ocurrió en la carrera 9 con calle 7b al norte de esta capital. La víctima identificada como Miguel Andrés Perea Arcia, de 29 años, único ocupante de la camioneta, color blanco,  de placas MTZ-442,  transitaba en sentido norte-sur. El afectado sufrió fuertes contusiones tras caerle el frondoso arbusto encima de su humanidad.

Algunos personas que presenciaron el percance vial aseguran que el lastimado, abogado de profesión, alcanzó a agacharse al ver que árbol caía sorpresivamente y la camioneta siguió su marcha, subiendo al separador de la carretera e impactó contra el andén de la calzada contigua.

Momentos de angustias se vivieron en el sitio,  luego que los transeúntes observan el estado físico en el que quedó el jurista tras el fuerte impactó que soportó; un equipo de paramédicos que acudió al sitio lo auxilió, lo sacó de las latas retorcidas de la camioneta y lo trasladó a la clínica Erasmo.

El dictamen de los médicos arrojó trauma craneoencefálico severo, trauma de tórax cerrado; por lo que fue sometido a varios exámenes especializados y a intervenciones quirúrgicas.

Este medio de comunicación contactó al director de Corpocesar, Julio Suárez, sobre este caso y manifestó que la responsabilidad de las podas de los árboles es de la administración municipal “este hecho es de responsabilidad del municipio, nuestras funciones son otras, no es primera vez que sucede, en la avenida Simón Bolívar han ocurrido otros casos; además estos árboles no son aptos para las ciudades” aseguró.

A través de un comunidad el organismo manifiesta que “de conformidad con el artículo 2.2.1.1.9.3. del decreto 1076 de 2015, cuando  se requiera talar o podar árboles aislados localizados en centros urbanos que por razones de su ubicación, estado sanitario o daños mecánicos estén causando perjuicio a la estabilidad de los suelos, a canales de agua, andenes, calles, obras de infraestructura o edificaciones, se solicitará por escrito autorización, a la autoridad competente, la cual tramitará la solicitud de inmediato, previa visita realizada por un funcionario competente que compruebe técnicamente la necesidad de talar árboles.

 “La existencia del principio de precaución que contempla la ley 1523 de 2012 de Gestión del Riesgo de Desastres,  donde las entidades y los particulares pueden hacer uso de este principio para prevenir situaciones de alto riesgo que constituyan un peligro latente para la comunidad por la caída de ramas e incluso del mismo árbol”.

Por su parte, el secretario de planeación municipal, Jorge Armando Maestre Jaraba, expuso frente al tema que “con el director de Corpocesar tenemos muy buena relación y es una entidad  merece nuestro respeto, sin embargo toca decir en esta oportunidad que este no es tema de evadir responsabilidades, esto es un asunto que nos compete a todos. El municipio va asumir su responsabilidad, nosotros tenemos un plan de arbolado urbano, la ciudad tiene alrededor de 70 mil árboles y el 30% de árboles están enfermos con algunos problemas fitosanitarios. Entendemos que esta es una problemática  pero estamos haciendo todos los esfuerzos, incluso hemos adelantado conversaciones con el secretario de ambiente para constituir una bolsa debido a que los recursos son escasos y hacer presencia en esta situación” concluyó.